Público
Público

Solbes acepta un superávit menor o incluso un equilibrio para mantener las políticas socialistas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, aseguró hoy que está dispuesto a aceptar un superávit presupuestario "menor" o "incluso que tengamos equilibrio" si es necesario para mantener las políticas que los socialistas han defendido en estos cuatro años.

En una entrevista en "Los desayunos" de Televisión Española, Solbes aseguró que, a pesar de su "ortodoxa" defensa del superávit público está dispuesto a reducir sus expectativas de ahorro para mantener las políticas centradas en la "mejora de la productividad" y el "apoyo social" que hay que "mantener en una situación como la actual".

Por otro lado, el número dos de la lista del PSOE por Madrid reconoció que "claro que existe" la posibilidad de que el PP gane las elecciones el domingo, y advirtió de que "no hay que dar nada por terminado hasta que no se produzcan las votaciones y hasta que no se hagan los recuentos".

En la entrevista, Solbes señaló que este año "debemos esperar un escenario" económico en el que se siga creando empleo pero al mismo tiempo aumente el paro.

"Si hay más gente que quiere entrar en el mercado de trabajo que la que somos capaces de darle trabajo lógicamente el paro aumentará", explicó el ministro.

En cualquier caso insistió en que, frente a las críticas del PP sobre la situación del empleo, hay que recordar que el paro está "más o menos igual" que en 2004 "en términos absolutos" pero "por debajo" en porcentaje, porque hay tres millones de personas más trabajando que entonces.

Pedro Solbes insistió en rechazar las acusaciones de imprevisión del Gobierno ante la desaceleración, que ya auguraban desde el año pasado, aunque admitió que ha habido "dificultades adicionales" con la crisis financiera y la subida de los precios de los alimentos y del crudo.

En cualquier caso advirtió de que las previsiones de crecimiento económico "mueren el mismo día en que se publican" porque aparecen nuevos hechos o riesgos, y admitió que ahora esos riesgos son a la baja.

Por eso, Solbes señaló que, "evidentemente" el crecimiento de este año será "posiblemente menor" que el apuntado por el Gobierno en su última previsión oficial, del 3,1 por ciento".

En su opinión, "lo que más le preocupa" a los ciudadanos en la actualidad es la restricción del crédito, porque la banca ofrece menos de los que "desean las actividades económicas del país".

En cualquier caso, advirtió de que una rebaja fiscal como la que propone el PP no es la solución y acabaría con la mitad del gasto ministerial, mientras las promesas electorales socialistas, con un coste de 22.000 millones de euros para los próximos cuatro años, son "financiables sin ningún problema" si la economía crece en el entorno del 3 por ciento.

Finalmente, y ante la promesa del líder del PP, Mariano Rajoy, de llevar a cabo la misma política económica que practicó Rodrigo Rato, Solbes advirtió de que "las políticas económicas no pueden ser las mismas" y dependen de la coyuntura.

No hay que olvidar, dijo, que en aquellos años con Rato de responsable económico "cayeron los precios del petróleo y las materias primas", los tipos de interés bajaron con la entrada en el euro, hubo una "importante" transferencia de recursos europeos o se produjeron privatizaciones que permitieron "hacer caja" y reducir impuestos y deuda.