Público
Público

Sole Giménez hace jazz con la mezcla de clásicos latinoamericanos y españoles

EFE

Sole Giménez se describe "original y orgánica" cuando le da la vuelta a clásicos latinoamericanos y españoles y los pasa a latin jazz, motivo que la llevará a mezclar estos sonidos en su próximo concierto en Tenerife.

La que fue la voz de Presuntos Implicados durante más de 20 años indica que lo que une a autores latinoamericanos, como Silvio Rodríguez o Armando Manzanero, y a españoles, como Alejandro Sanz o Kiko Veneno, es "la profundidad de sus letras y melodías", confiesa Sole Giménez en una entrevista a Efe.

"Mi concierto será el repertorio de los clásicos en nuestro idioma", señaló la artista, quien ultima en estos momentos su concierto en la isla, una actuación en la que su intimista voz y la improvisación a la que la tienen acostumbrada sus músicos serán los protagonistas.

Se trata así, de la exhibición de su anterior trabajo, "Dos Gardenias" y del nuevo "Pequeñas Cosas". Ambos revisan "y no versionan", matiza, "grandes canciones de grandes autores".

Sabina, Joan Manuel Serrat, Los Secretos, Chambao o Maná serán algunos de los grupos y cantantes que mañana se subirán con ella, a través de sus canciones, al escenario del Auditorio de Tenerife.

La química con el público está asegurada, al tratarse de temas conocidos, el elemento de sorpresa también, ya que asegura que sus músicos no se limitan a seguir un esquema y ponen mucho de su parte.

Igual que no hay un concierto igual a otro, tampoco hay una canción igual a otra, bromeó Sole Giménez, quien se dice una gran apasionada por el jazz, "un estilo que deja mucha libertad para la improvisación".

Como ejemplo de la transformación que hace de los temas puso la canción "Quisiera ser", de Alejandro Sanz, convertida ahora en bolero.

Del artista madrileño, de quien se considera fiel admiradora, opinó que hace una música "muy personal", por lo que resulta complicado elegir una canción suya y reinterpretarla.

Sole Giménez seguirá en esta línea del latin jazz, un estilo al que siempre se ha sentido muy cercana, sin intención de hacer ningún guiño a su ex grupo Presuntos Implicados, aseguró.

"Lo bonito de la música es que varía y te permite evolucionar. El estancamiento sólo da por resultado aguas turbias", se sinceró la artista, quien no sabe qué camino tomará después de haber pasado por el pop y el jazz.

Belén Rodríguez

Más noticias de Política y Sociedad