Público
Público

Soler cede sus acciones con opción de compra a Soriano y destituye a Villalonga

EFE

Juan Soler, accionista mayoritario del Valencia, anunció hoy un acuerdo con el segundo accionista del club, Vicente Soriano, para cederle temporalmente sus acciones con una opción de compra y anunció la destitución de Juan Villalonga, que hace tan sólo quince días se hizo cargo de la gestión del club.

Minutos antes de la comparecencia de Soler, Villalonga confirmó que había hecho una oferta al máximo accionista del Valencia para hacerse con su paquete accionarial por 76,7 millones de euros y que tenía un "acuerdo verbal" para concretarlo en quince días.

El último en comparecer fue Vicente Soriano, que confirmó el acuerdo al que había llegado con Soler y anunció que mañana habría una reunión del consejo de administración del club para el relevo en el órgano rector de la entidad y que él sería el nuevo presidente del Valencia.

Villalonga, que calificó la situación del club como la de "un enfermo que está en peligro de muerte", indicó que Soler se ha comprometido a no vender jugadores en dos semanas pero que no le ha dado firmada una "opción de compra por seis días en los términos pactados".

El empresario aseguró que se siente con "fuerza e ilusión" para revertir la situación de la sociedad, cuya deuda cifró en 780 millones de euros y afirmó que, con esta operación, "se resuelve el problema del máximo accionista, pero no el del Valencia", por lo que adelantó que, si la operación se concreta, hará una ampliación de capital de 50 millones de euros.

Avanzó que mañana se reunirá con inversores extranjeros que le "acompañarán" en la inversión para la compra de las acciones para trasladarles a éstos el resultado de una auditoría que él mismo ha encargado para que conozcan la situación de la entidad y así poder concretar la transacción "lo antes posible".

Villalonga señaló que el "conflicto" con Soler, con quien dijo que se había llegado a "encariñar", llegó cuando éste se negó a la ampliación de capital y que fue posteriormente cuando le propuso la compra de las acciones pese a que ésta "no era la solución ideal".

En su comparecencia posterior, Soler comunicó el cese de Juan Villalonga como gestor del club y arremetió duramente contra el empresario, a quien acusó de "demagogo" y de "mentir" sobre la situación económica del Valencia.

"No tenemos ninguna duda de que esto va a salir adelante y, como quiero demostrar que la unión entre accionistas es total y que no quiero ganar ni un euro, he llegado a acuerdo con Vicente Soriano y hemos firmado opción de venta de mis acciones", afirmó Soler, que garantizó a Soriano que contará con todo su apoyo.

El ex presidente del Valencia dijo que quería aclarar algunas de las cosas que Villalonga manifestó en su intervención y aseguró que el consejo de administración del club ya era consciente de que las cuentas del club "no son boyantes" pero que los datos del empresario sobre la deuda del club son "totalmente falsos".

Soler señaló que "es cierto" que llegó a un acuerdo con Villalonga para la venta de sus acciones "por 71,7 millones y no 76,7 como se ha querido confundir", pero comentó que el empresario le transmitió que "tenía dificultades para hacer frente a esa operación".

Tras el máximo accionista compareció Vicente Soriano, que anunció que mañana se celebrará un consejo de administración para el relevo en el órgano rector del club y arremetió contra Villalonga, al que acusó de tergiversar la realidad del club y admitió que se equivocó cuando contactó con él para que entre los dos pudieran adquirir el paquete accionarial de Juan Soler.

El que será nuevo presidente del Valencia evitó hablar de cifras y términos del acuerdo aunque calificó la decisión de Soler de cederle sus acciones y el poder político de "acto de responsabilidad por el bien del Valencia".

"Juan Soler no tenía por qué haber llegado a una transacción económica conmigo y lo ha hecho por el bien del Valencia, pese a las diferencias que hemos tenido", afirmó.

Soriano, que aseguró que es el único que está detrás de la compra de las acciones, anunció que quiere poner en marcha un consejo "con marcado carácter profesional" y que el Valencia se rija por un modelo empresarial y aseguró que harán "lo que haga falta" por sacar al Valencia de la "fea situación" en la que se encuentra.

"Que la afición esté segura de que tanto económicamente, como social y deportivamente, el Valencia saldrá adelante, con o sin dificultades, pero para eso estamos las personas del fútbol. Quiero transmitir tranquilidad al valencianismo porque tendrá un consejo lo suficiente ente competente como para sacar adelante el proyecto que se llama Valencia Club de Fútbol", agregó.

En el mismo sentido, Soriano aseguró que "no" es "mago" para solucionar los problemas del Valencia aunque afirmó que tienen la "viabilidad empresarial" necesaria para que el club "no tenga problema para salir adelante".

"El Valencia tiene monumentales recursos no explotados y tenemos que hacer la suficiente ingeniería con estos recursos para no tener problemas a nivel deportivo y accionarial", explicó Soriano.

Más noticias de Política y Sociedad