Público
Público

Un sondeo prevé un estrecho triunfo opositor en Chile

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El candidato oficialista Eduardo Frei recibió el miércoles un codiciado apoyo para la reñida segunda vuelta presidencial en Chile el domingo, aunque una proyección anticipó que sería derrotado ajustadamente por el multimillonario opositor de derechas Sebastián Piñera.

Chile ha sido gobernado durante dos décadas por el bloque de centroizquierda Concertación, que enfrenta su elección más dura desde el retorno a la democracia en 1990. Piñera podría convertirse en el primer presidente electo de derecha en medio siglo.

Una proyección de la encuestadora MORI difundida el miércoles, la última antes de los comicios, mostró que Piñera obtendría un 50,9 por ciento de las preferencias, mientras que Frei conseguiría un 49,1 por ciento.

"Piñera tiene una ventaja que tiene más posibilidades de mantenerse que de anularse", dijo Marta Lagos, directora de MORI, en una conferencia de prensa. La proyección se hizo sobre la base de un sondeo con un margen de error del 3 por ciento.

Poco después de conocerse los resultados de la encuesta, el ex candidato independiente Marco Enríquez-Ominami, quien llegó tercero en la primera vuelta de la elección el 13 de diciembre y quedó apartado de la contienda, anunció que votará por Frei.

"Ante esta coyuntura histórica, ante la incertidumbre de que la derecha pueda llegar a impedir la marcha de Chile hacia el futuro, es de mi responsabilidad contribuir en lo que pueda para que eso no ocurra", dijo Enríquez-Ominami al anunciar su apoyo a Frei.

No obstante, Enríquez-Ominami dejó en "libertad de acción" a quienes lo apoyaron en diciembre y los analistas han dicho que su respaldo a Frei puede haber llegado demasiado tarde para el bloque gobernante que derrotó al ex dictador Augusto Pinochet.

En las últimas semanas, la coalición oficial hizo una serie de gestos al ex candidato para conseguir el respaldo a Frei, un democratacristiano que gobernó entre 1994 y 2000.

ESTRECHA LLEGADA

Según MORI, Frei tendría que sumar el respaldo de unas 125.000 personas en los días que quedan como para anular la ventaja de Piñera, dueño de una fortuna de unos 1.000 millones de dólares según Forbes.

El apoyo de Enríquez-Ominami "va a acortar la diferencia (...) pero yo creo que la ventaja la tiene Piñera", dijo Lagos.

Las proyecciones de la encuesta, que se realizó antes del último debate televisivo de esta semana, prevén una diferencia más ajustada que la registrada en la primera vuelta del 13 de diciembre, cuando Piñera venció con un 44,05 por ciento y el candidato oficialista y ex presidente se ubicó detrás con un 29,6 por ciento de los votos.

Enríquez-Ominami, quien renunció a la Concertación y lanzó una candidatura independiente, alcanzó un 20,1 por ciento de apoyo en los comicios de diciembre.

"La encuesta que apareció en el día de hoy demuestra un acortamiento muy importante en la distancia entre las dos candidaturas y, en la práctica, en un empate técnico", dijo a periodistas la presidenta chilena, Michelle Bachelet.

La mandataria tiene los máximos niveles de aprobación ciudadana de todos los presidentes de la Concertación, pero no puede ir a una reelección inmediata y su popularidad no ha sido traspasada a Frei.

El bloque oficial dio prosperidad económica y desarrollo social en democracia, pero en los últimos años ha sufrido divisiones y un desgaste.

Piñera ha propuesto mayores incentivos a los privados. Frei ha dicho que es un continuador de los programas sociales de Bachelet, que quiere extender a la clase media.

El estudio de MORI fue realizado entre el 1 y el 9 de enero con una muestra de 1.200 casos en sectores urbanos y rurales.

Más noticias en Política y Sociedad