Público
Público

Spanair decide no comprar Air Comet aunque reconoce negociaciones

EFE

La aerolínea española Spanair ha mantenido conversaciones con la compañía de viajes Grupo Marsans sobre la posible compra de su aerolínea Air Comet, pero ha decidido no adquirirla, dijo hoy a Efe-Dow Jones un portavoz de la compañía.

El citado portavoz añadió que "en un futuro podríamos estar interesados, pero ahora estamos en proceso de reducción de costes y en nuestro orden del día no entra una adquisición".

Marsans, a cuyo frente se encuentran Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz, anunció la pasada semana que estaba estudiando la posibilidad de desprenderse de la compañía aérea que forma parte del grupo (Air Comet), dados los altos costes que está suponiendo para el conjunto del grupo.

La caída de la demanda de pasajeros y la necesidad de ajustar la oferta a esta situación de crisis que afecta a todas las compañías aéreas, ha causado graves problemas financieros a la compañía.

Durante el verano se ha retrasado el pago de las nóminas tanto al personal de tierra como a los pilotos, que empezaron a cobrar en agosto los sueldos de mayo y junio, ante el anuncio por parte de los trabajadores de iniciar diferentes huelgas.

De hecho durante ese periodo y para cubrir los salarios fue preciso que se hiciese una aportación de capital por parte de los dos dueños del Grupo Marsans.

En la actualidad Air Comet opera 13 aviones, diez de ellos de su propiedad, en rutas entre Madrid y varias ciudades de América Latina.

Por su parte Spanair está controlada en un 80 por ciento por empresarios privados y capital público catalán, quedando el 20 por ciento restante en manos de su anterior dueña, la compañía escandinava SAS.

Más noticias