Público
Público
Únete a nosotros

Stalin contra los marcianos: la guerra que nunca pudo ser

Un videojuego enfrenta con ironía al Ejército Rojo contra los extraterrestres

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mientras Rusia se prepara para celebrar mañana el Día de la Victoria, que rememora la derrota el 9 de mayo de 1945 del Ejército alemán por la URSS y los aliados y el final de la II Guerra Mundial, la figura de Stalin se prepara para conquistar un territorio que en vida no se le hubiera dado mal: el de la estrategia en tiempo real. Se trata uno de los géneros de videojuego más populares, basado en gestionar y manejar las unidades militares con el objetivo de aplastar al enemigo y hacerse con sus zonas del mapa.

La propuesta Stalin vs. Martians (a la venta desde la semana pasada para PC) pretende precisamente alejarse de 'los cientos y cientos de juegos de estrategia de la II Guerra Mundial' que llenan el mercado y ofrecer al jugador la 'experiencia más loca de 2009': manejar al Ejército Rojo frente a una invasión de marcianos en 1942. Tanques contra platillos volantes. Entre las características de las que hace gala, claro, sobresale la posibilidad de manejar a Stalin, aunque no desde el principio.

'Stalin es nuestro comandante y es el que nos da las órdenes. Pero más cerca del final, aparece en el campo de batalla como una unidad con la que podemos jugar: un coloso cinco veces más alto que ninguna otra criatura. Simplemente tal y como él fue en la vida real', dicen con mucha guasa sus creadores en su página web. También avisan que 'la única ideología detrás del juego es la diversión'.

En el desarrollo de Stalin vs. Martians han participado tres estudios de programación rusos y, por si había duda, a pesar de que permite utilizar en nuestro beneficio temibles herramientas como el ántrax (que reduce al 50% la salud enemiga) o los servicios de la KGB, sólo quiere ser una parodia, el equivalente kitsch a programas serios como Red Alert. 'Acepta su humor a lo Monty Python o pírate'.

Más noticias en Política y Sociedad