Público
Público

Stent coronarios biodegradables son seguros en el largo plazo: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por David Douglas

Un equipo de Japón y Holandaasegura que un estudio durante más de 10 años prueba laseguridad del primer stent coronario completamente biodegradablefabricado con ácido poli l-láctico (PLLA).

"Nuestro estudio garantiza con solvencia el uso futuro delos stent liberadores de fármacos (DES, por su nombre en inglés)biodegradables", dijo el doctor Kunihiko Kosuga.

Pero, obviamente, como escribe en la revista Circulation elequipo de Kosuga, del Centro Médico para Adultos de Shiga,"antes de que ese uso sea de rutina, debemos confirmar que elPLLA no tiene efectos secundarios críticos durante toda subiodegradación".

Los resultados surgen de un estudio observacional sobre 50pacientes con 63 lesiones tratadas de manera electiva con 57implantes de 84 stent coronarios biodegradables de PLLAIgaki-Tamai (no liberadores de fármacos) entre 1998 y el 2000.

En 48 pacientes estudiados durante más de 10 años seregistró una muerte cardíaca, seis muertes no cardíacas y cuatroinfartos agudos de miocardio.

Esta elevada tasa de supervivencia demuestra, para losautores, la seguridad del stent en el largo plazo y aunque "seregistraron muchas muertes sin causa cardíaca durante elestudio, no estuvieron asociadas con el uso de los stentIgaki-Tamai".

En el proceso de biodegradación, que demora entre uno y tresaños, la revascularización meta de la lesión/vaso casi seestabilizó, lo que sugiere que el proceso de biodegradación delPLLA no está asociado con un aumento del riesgo decomplicaciones clínicas.

A los cinco años, la tasa de revascularización meta fue del18 por ciento, lo que es comparable con los resultados que seobtienen con los stent de metal (BMS, por su nombre en inglés).Y creció al 28 por ciento a los 10 años, pero eso podríaatribuirse a un nuevo avance de la aterosclerosis.

Hubo dos casos de trombosis definitiva, pero una estuvoasociada con el uso de un stent liberador de sirolimusimplantado por una lesión cercana a un stent Igaki-Tamai.

El equipo concluye: "las tasas aceptables de las principalescomplicaciones cardíacas y similares a las de trombosis con BMSy definitivas sin retroceder con el stent o la remodelaciónvascular sugieren que el uso del stent Igaki-Tamai es seguro enel largo plazo".

El doctor Ron Waksman, del Hospital de Washington, indicó:"Los próximos DES incluirán tecnología que el organismo puedeabsorber". Y agregó que el seguimiento durante 10 años"demuestra que los stent podrían absorberse sin problemas deseguridad".

En un editorial, Waksman destacó también que "las tasas dereestenosis con los stent de PLLA (...) son similares a las delos stent metálicos". Por lo tanto, "para obtener la mismaefectividad de los DES, la estructura de PLLA con polímerodebería incluir un fármaco antiproliferativo".

FUENTE: Circulation, online 16 de abril del 2012