Público
Público

Stoner se lo pone fácil a Rossi, pero quedan Lorenzo y Pedrosa en el Gran Premio de la República Checa

EFE

El anuncio de la retirada temporal del australiano Casey Stoner (Ducati Desmosedici GP 9) le ha allanado el camino en cierta medida al italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1), pero todavía quedan en su camino hacia el noveno título mundial dos correosos rivales, los españoles Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) y Daniel Pedrosa (Honda RC 212 V).

Después del habitual descanso estival, este año algo más corto que en anteriores temporadas, los pilotos tienen que preparar "a tope" la última parte del campeonato y el circuito de Brno suele ser el escenario propicio para dejar la "impronta" de las intenciones de cada cual, aunque no a todos se les da igual de bien el técnico trazado checo.

Ese es el caso de Valentino Rossi, quien en la República Checa no ha conseguido grandes resultados en los últimos años y llega a Brno con sólo 25 puntos de ventaja sobre Jorge Lorenzo, quien seguro que ha tomado buena nota de las habilidades de la Escuela Ecuestre de Viena que visitó en días pasados para intentar dar la primera sorpresa en esta parte final del campeonato.

La primera gran sorpresa de este fin de semana es la confirmación de la ausencia de Casey Stoner por sus irresolubles, por ahora, problemas físicos, que le impiden estar al ciento por ciento del nivel que exige la conducción de la Ducati Desmosedici, que pasará a manos de un novel, el finlandés Mika Kallio, en tanto que la Ducati de la escudería Pramac que deja libre el finés será para el italiano Michelle Fabrizio.

Fabrizio será una de las grandes novedades en Brno, puesto que no es un piloto habituado a MotoGP pero está cumpliendo una gran temporada en Superbike sobre la Ducati 1198 RS, con la que ocupa la tercera plaza del campeonato tras el japonés Noriyuki Haga, su compañero de escudería, y el estadounidense Ben Spies (Yamaha).

Aún así, una vez más deben ser los españoles Jorge Lorenzo y Daniel Pedrosa los que frenen la ascensión de Valentino Rossi hacia el título mundial y ambos ya saben lo que es ganar en Brno y les gusta la pista checa, sobre todo al mallorquín, que ha protagonizado grandes carreras en este circuito.

Así, Jorge Lorenzo podría tener una oportunidad de oro para recortar diferencias en la clasificación provisional del campeonato, con permiso de Pedrosa, al que también le hace mucha falta ganar alguna carrera más -lo hizo en Laguna Seca, Estados Unidos- y, por supuesto, de Rossi.

El campeón italiano es un auténtico especialista en sorprender a propios y extraños, por lo que todas las cábalas anteriores podrían quedar en meras suposiciones si Rossi decide dar un giro a su "histórico" de resultados en Brno, máxime tras la caótica carrera inglesa de Donington Park.

La victoria de Andrea Dovizioso en Gran Bretaña puede resultar un fuerte estímulo para el joven valor italiano, quien además tiene el respaldo del siempre potente equipo de Honda Racing Corporation (HRC), cuya RC 212 V siempre se ha mostrado muy veloz, junto a la Ducati, y ese es un factor técnico muy necesario en Brno.

Será difícil ver a otros pilotos que no sean los oficiales luchando por la victoria en Brno, puesto que éste es un circuito muy exigente con los neumáticos, por el alto grado de degradación a que se exponen los mismos y en el que la entrega de potencia y velocidad máxima son factores determinantes al final de la carrera.

La lucha por la victoria parece tener nombres y apellidos, pero quizás puedan surgir nombres sorpresas en la pelea por las siguientes posiciones entre todos aquellos que buscan garantizarse un hueco en MotoGP la próxima temporada, uno de los cuáles es Toni Elías, que ocupa la decimocuarta plaza del campeonato y salvo la caída que sufrió en Donington Park había encadenado dos sextas posiciones en Estados Unidos y Alemania.

Más noticias de Política y Sociedad