Público
Público

Los sueños de Barcelona sin el peso de Samaranch

El deporte español ha sufrido una gran transformación en los 17 años transcurridos desde 1992

IGNACIO ROMO

La elección de Barcelona como sede olímpica fue un acto de justicia. La Ciudad Condal había presentado su candidatura en tres ocasiones, para los Juegos de 1924, 1936 y 1940, sin conseguirlo. Cuando Juan Antonio Samaranch pronunció sus históricas palabras 'a la ville de ... ¡Barcelona!', cumplía el sueño olímpico de una ciudad con una inequívoca mentalidad polideportiva que había logrado tener 60.000 voluntarios registrados, incluso antes de ser elegida. La decisión completaba además la excelente carrera protagonizada por la candidatura que lideró el alcalde Pasqual Maragall.

Joan Fortuny estuvo en los Juegos de Barcelona y espera estar en los de Madrid, si se consiguen. El técnico de más prestigio en la natación española considera que 'la experiencia de los Juegos de Barcelona ha ayudado decisivamente a la candidatura de Madrid en su carrera por los Juegos. Los de 1992 contaron con un apoyo clave, que fue Samaranch, en aquel momento presidente del COI'. 'Ahora también está haciendo lo que puede. Aún tiene influencia', añade el veterano entrenador.

Barcelona ganó los Juegos a base de maquetas y planos; Madrid es tangible

Martín Fiz, que participó en Barcelona92 y se proclamaría campeón del mundo de maratón tres años después, cree que la candidatura de Barcelona 'logró unir a todos los españoles, aunque pudiera parecer muy catalana'. 'Iban a ser los primeros Juegos que se disputaban en nuestro país. Todos nos sentimos muy involucrados en aquella carrera olímpica', asegura. El corredor vasco considera que las cosas han cambiado mucho y prefiere recordar el espíritu de aquellos tiempos. 'Lo que no me gusta de ahora es que el olimpismo se ha politizado demasiado, se habla mucho de Obama, del emperador de Japón... Esto me parece mal porque los Juegos significan unión, deporte, no política', concluye Fiz.

Si algo diferencia la carrera olímpica de Madrid de la de Barcelona es que los Juegos se pueden tocar en la capital porque tres cuartas partes de las instalaciones ya están construidas. Mientras, Barcelona llegó a la votación de Lausana llena de proyectos y planos. Juan José Fernández, responsable de instalaciones del Consejo Superior de Deportes, estima que 'Madrid lo tiene todo muy avanzado'. 'Y hay que recordar que la candidatura de Barcelona no tenía casi nada construido cuando ganó. Venció a base de proyectos, planos y maquetas. Y luego, ni siquiera se construyó todo de la forma que se había proyectado', abunda Fernández.

Martín Fiz: 'Desde 1992, el olimpismo se ha politizado demasiado'

¿En qué ha cambiado el deporte español desde 1992? Los Juegos de Barcelona supusieron el despegue en medallas. Basta con aportar un dato demoledor. En 1992, España obtuvo 13 oros y en los disputados anteriormente, en todo el siglo, sólo había logrado cuatro. Fue un salto enorme.

El éxito deportivo de Barcelona (22 medallas) se basó, según Fiz, 'en la creación del Plan ADO'. 'Se hizo un trabajo excelente entre 1988 y 1992. Ahora, el nivel global de España es más alto, pero no hay que dormirse en los laureles: lo hemos visto en el último Europeo de baloncesto', advierte el ex atleta.

Fortuny opina que si los Juegos son en Madrid, 'se exigirán más medallas aún que en Barcelona'. Para el entrenador barcelonés, el apoyo económico es decisivo. 'El Plan ADO nació en Barcelona92 y como un día desaparezca, se notará mucho. De momento, estamos satisfechos porque el plan sigue creciendo. Y si Madrid logra los Juegos, el nivel subirá más', afirma Fortuny.

Más noticias