Público
Público

"Superman" Howard fue el más dominante y Boozer se revalúa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La palabra descanso no existe en la competición de la NBA y hasta la tradicional celebración familiar del Día de Acción de Gracias sirvió para que el pívot Dwight "Superman" Howard reivindicase su condición de hombre alto más dominante de la liga y para que Carlos Boozer se revaluara.

De nuevo la figura de Howard con un doble-doble de 22 puntos y 17 rebotes sobresalió en el juego de Orlando Magic (12-4), que se exhibió con una gran defensa en la segunda parte al permitir sólo 25 puntos a los Hawks, la peor marca en lo que va de temporada.

Howard fue una auténtica muralla bajo los aros al capturar 11 rebotes defensivos, poner también cuatro tapones, dar tres asistencias y recuperar un balón.

Junto a la gran figura y jugador franquicia de los Magic, el escolta Vince Carter lo apoyó con 21 puntos y el veterano base reserva Anthony Johnson logró su mejor marca de la temporada al anotar 17 tantos y repartir tres asistencias.

Los Hawks, que llegaron al descanso con la ventaja parcial de 51-39 y buscaban empatar la mejor marca de la liga con los Suns de Phoenix (12-3), en la segunda parte desaparecieron por completo ante el protagonismo de Howard, el hombre alto más dominante que hay actualmente en la liga.

El equipo de Atlanta (11-4), que perdió el segundo partido consecutivo después de haber ganado siete seguidos, se quedó también sin el liderato de la División Sureste, que ahora es en solitario para los Magic, y no pudo tampoco establecer la mejor marca en su campo de (8-0) por primera vez desde 1993-94.

El partido tuvo dos fases completamente diferentes, con unos Hawks dominadores y efectivos que llegaron a tener 14 puntos de ventaja y una segunda parte en la fueron dominados por un rival que reivindicó su condición de subcampeón de liga para ganar el sexto partido de los últimos que han disputado.

"Salí en la segunda parte y respondió a mis compañeros", declaró Howard. "Ellos anotaron tiros importantes desde fuera y mi responsabilidad fue la de dominar en la pintura, sin que nos preocupase si íbamos 20 puntos abajo, debíamos mantener la lucha".

Fue entonces cuando la pesadilla comenzó para los Hawks, a partir del tercer periodo, después que los Magic lograron racha de 25-10 con jugada de tres puntos de Carter que les dio la ventaja de (63-64) a falta de 2:09 minutos para concluir el periodo.

El escolta Joe Johnson con 22 puntos, siete rebotes, tres recuperaciones de balón y dos asistencias, encabezó el ataque de los Hawks, que tuvo a cuatro jugadores con dobles dígitos y sólo un 38 por ciento de acierto en los tiros de campo.

El alero Josh Smith fue el segundo máximo encestador de los Hawks al aportar 13 puntos, mientras que el pívot dominicano Al Horford perdió el duelo individual con Howard y nunca fue factor ganador para su equipo al aportar sólo dos puntos con nueve rebotes.

Horford, que jugó 33 minutos y anotó 1-3 de tiros de campo, se quedó con la anotación más baja de la temporada y fue la gran víctima del "dominio" que "Superman" Howard impuso en el campo.

Boozer es consciente que se encuentra en su última etapa de contrato con los Jazz de Utah y tanto si decide quedarse como si entra al mercado de los agentes libres quiere llegar al final de temporada con su valor al alza.

De ahí, que Boozer, con 28 puntos, ocho rebotes, cinco asistencias, tres tapones y una recuperación de balón, fuese el líder del ataque balanceado de los Jazz que ganaron 105-86 a los Bulls de Chicago.

Boozer, que anotó 12 de 14 tiros de campo y 4-5 de personal, tuvo el apoyo del base Deron Williams, que logró 21 puntos (9-11, 0-1 y 3-4), repartió seis asistencias y recuperó tres balones, pero volvió a perder cuatro.

El escolta Ronnie Brewer y el pívot turco Mehmet Okur aportaron 15 y 14 puntos, respectivamente, mientras que el alero reserva Paul Millsap fue el sexto jugador al conseguir 12 tantos y nueve rebotes, líder del equipo en ese apartado.

Los Jazz llegaron al final del tercer periodo con parcial de 81-65 y sentenciaron en el cuarto imparables al conseguir una racha de 10-3 para anotar 10 de los primeros 11 tiros de campo que hicieron y que le quitaron a los Bulls la posibilidad de intentar una remontada.

La victoria dejó a los Jazz con marca de 8-7 y les permitió romper una racha de tres derrotas consecutivas que tenían ante los Bulls para compartir con los Thunder de Oklahoma City el tercer lugar de la División Noroeste.

"Creo que cada día voy a más en mi juego, que vuelvo a estar al nivel de hace dos años y eso es bueno para el equipo, porque si rendimos de esta manera estoy seguro que podemos competir con cualquier equipo rival", destacó Boozer, que el pasado verano pensó que un traspaso a los Bulls hubiese sido bueno para él.

No se dio y ahora quiere volver a ser el All-Star de hace dos años con los Jazz para cotizar como tal cuando el próximo verano llegue al mercado de los agentes libres.

"Con la energía y acierto de Carlos (Boozer) el equipo es diferente", comentó el entrenador de los Jazz, Jerry Sloan. "Fuimos mejores que las noches anteriores".

Más noticias en Política y Sociedad