Público
Público

Suu Kyi llega al norte de Tailandia para visitar a los refugiados birmanos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La jefa de la oposición birmana y nobel de la paz Aung San Suu Kyi llegó hoy al norte de Tailandia para visitar a las decenas de miles de sus compatriotas que viven allí en campamentos de refugiados desde hace décadas.

Suu Kyi, de 66 años, pasó solo un instante por la localidad de Mae Sot para salir hacia el campamento de Mae Lae, que con cerca de 40.000 personas, la mayoría de la etnia karen, es el mayor de cuantos están ubicados en la franja fronteriza de Tailandia con Birmania (Myanmar).

El exilio birmano en Mae Sot aguardaba expectante esta anunciada visita de la "Dama", como la llaman cariñosamente sus seguidores, desde que viajó a Bangkok, el martes pasado, para participar en el Foro Económico Mundial sobre Asia Oriental, que se clausuró el viernes.

Myant U, que regenta un restaurante, es una de las muchas personas ilusionadas en Mae Sot con la presencia de la jefa del movimiento democrático birmano y recordó el encuentro que mantuvo con Suu Kyi en 1989, antes de que la impusiesen su primer arresto domiciliario.

El tabernero huyó de Birmania al año siguiente, cuando los militares desacataron el resultado de las elecciones generales que habían convocado y que perdieron ante el partido de Suu Kyi.

"Si la veo, se acordará de mi. Tiene muy buena memoria", dice Myant U.

Las autoridades de Tailandia calculan que unos 200.000 birmanos moran en campamentos y aldeas de chozas levantadas a lo largo de la franja fronteriza, mientras que las agencias internacionales de ayuda humanitaria cifran en 130.000, la mayoría karen, los que viven solo en los campos.

La etnia karen lleva en guerra contra al Gobierno de Birmania por mayor autonomía y otros derechos desde la independencia del país, en 1948.

Suu Kyi indicó ayer, en una de sus participaciones en el foro económico, que la solución del conflicto con las minorías étnicas en su país necesita del respeto y la confianza, y se mostró confiada de que es posible la convivencia pacífica en su país.

El miércoles, la nobel de la paz visitó a una parte de los dos millones de inmigrantes birmanos, legales e ilegales, que trabajan en Tailandia.

"Hoy haré una promesa, intentaré hacer lo mejor por vosotros", dijo Suu Kyi a varios miles de emocionados compatriotas que fueron a su encuentro en la ciudad de Mahachai, a unos 45 kilómetros al suroeste de Bangkok, y hogar de la mayor comunidad de inmigrantes birmanos en suelo tailandés.

Suu Kyi, que en poco más de un año ha pasado de ser una prisionera política a parlamentaria, tiene previsto concluir mañana su visita a Tailandia, que ha representado el primer viaje al extranjero en 24 años.

A mediados de junio, la jefa del movimiento democrático birmano efectuará su primera gira mundial por Suiza, Noruega y Reino Unido.

Birmania estuvo gobernada por regímenes militares desde 1962 hasta 2011.