Público
Público

Las tabletas que cambiarán el futuro de la prensa

Los nuevos soportes, una 'oportunidad de oro' para los diarios tradicionales

A. G. GIL-GARCÍA / R. FERNÁNDEZ

Lejos de suponer una amenaza, los nuevos soportes digitales, como el iPad de Apple o el libro electrónico, suponen una oportunidad para que la prensa escrita pueda generar nuevas vías de ingresos y seguir desempeñando un papel clave en la sociedad mediante la incorporación de nuevos lectores, los llamados nativos digitales. Esta es al menos la opinión de los expertos sobre la forma en que los nuevos dispositivos van a cambiar la forma de producir y consumir información en el futuro.

'No hay incompatibilidades entre soportes; la clave está en hacerlos complementarios y en fomentar el tránsito entre ellos', explica Ignacio M. Benito, director general de la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE). A su juicio, los nuevos soportes 'suponen una oportunidad más para los editores', ya que permiten innovar a la hora de contar la realidad preservando los valores clásicos de la prensa como el medio con mayor credibilidad e influencia, además de como el mejor 'prescriptor publicitario'.

«Pueden pueden ser capaces de generar nuevas vías de ingresos»

En este sentido, Benito indicó ayer a Público que las tabletas 'resultan mucho más versátiles para los formatos publicitarios, con lo que pueden ser capaces de generar nuevas vías de ingresos'. 'Lo que parece claro es que los nuevos soportes siguen necesitando contenidos interpretativos, de calidad y creativos; que la gente está dispuesta a pagar por ellos, y que los diarios están en condiciones de ofrecerlos con la mayor credibilidad, rigor y profesionalidad', agrega.

En la misma línea, la vicepresidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España, Camino Ibarz, cree que los diarios de papel 'sí pueden convivir' con los nuevos soportes, que a su vez 'deben significar oportunidades'. En cuanto al pago, Ibarz entiende que las tabletas 'pueden ayudar' a encontrar nuevas fórmulas, si bien 'no está claro' porque 'la Red es libre y gratuita, y no es un entorno sencillo para solicitar pagos'.

Por su parte, Juan Varela, periodista y autor del blog Periodistas 21, también ve en el iPad una oportunidad para captar a lectores de soporte digital con un modelo de negocio muy similar al tradicional. 'La gran revolución del iPad sobre la web es que parte con una oferta de pago muy fuerte y nace sin el pecado original de la Red, que convirtió en gratuitos muchos contenidos que eran de pago', explica.

De hecho, según Pablo Prieto, profesor de Comunicación de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, los editores tienen ante sí con estos soportes una 'oportunidad de oro' para 'hacerlo bien desde el principio', de forma que los usuarios no perciban las tabletas como parte de Internet sino como un producto nuevo por el que merece la pena pagar. 'Podría ser el pistoletazo de salida para resolver la falta de ingresos', señala.

El iPad nace sin el «pecado original» de Internet: la gratuidad

Pero el iPad también supone un riesgo para los medios, añade Varela, ya que 'Apple se queda con el control de la distribución de contenidos y les cobra un porcentaje similar a lo que cuesta la distribución tradicional'.

Pero, ¿hasta qué punto los usuarios están dispuestos a pagar? En opinión de Varela, el iPad no está dirigido a los lectores de diarios digitales, sino a otro público capaz de pagar a cambio de 'un soporte más cómodo'. Esto dibuja un panorama con una mayoría de usuarios que se decantará por los contenidos gratuitos y una minoría que optará por el pago.

En este sentido, el periodista y editor de CanalPDA, Albert Cuesta destaca que en los primeros días del iPad se ha demostrado 'el gran interés' de los usuarios en descargar aplicaciones de noticias, eso sí, cuando son gratis. En cualquier caso, cree que los medios van a poder obtener ingresos 'que por la vía digital no consiguen'.

Más noticias