Público
Público

Tarifas públicas e impuestos suben a pesar de la crisis

El transporte registra los mayores ascensos de precios. Luz y butano suben también más que el IPC

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las nuevas tarifas reguladas por las Administraciones Públicas, que entraron en vigor este 1 de enero, recogen en muchos casos notables subidas de precios que contrastan con la congelación de las tensiones inflacionistas y, en general, con la situación de crisis y de práctica paralización de la economía española.

El Índice de Precios de Consumo (IPC) en los once primeros meses de 2009 refleja una caída media del 0,4% interanual (+0,4 en noviembre), y las previsiones de los expertos sobre subidas de precios para 2010 se sitúan en el entorno del 1,3%. En este contexto, llaman la atención los aumentos, muy superiores, en el transporte público (tanto en las tarifas ferroviarias como en las de metro y autobús de las principales ciudades) y en otros servicios básicos (luz, butano y y tarifas postales).

El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, explicó en declaraciones a Europa Press que el encarecimiento de estos servicios 'no es sorprendente', sino que obedece a una estrategia plurianual establecida con anterioridad, y citó expresamente las subidas de la electricidad y de los billetes de tren.

Entre los incrementos más polémicos, los madrileños sufrirán en 2010 un aumento del 21,6% en el billete de 10 viajes de metro y autobús decidido por el Gobierno de Esperanza Aguirre. Una espectacular subida que ha empañado el hecho de que el resto de tarifas de transporte público dependientes de la Comunidad vayan a mantenerse congeladas.

Valencia se ha apuntado al mismo modelo. Congelación generalizada de tarifas, incluidos los billetes sencillos de metro y autobús y los bonos de ambos transportes, y subidas concretas pero llamativas. El abono valenciano AT de una zona (utilizado por 15,6 millones de viajeros en 2009) y el AT Jove (utilizado por 7,8 millones) sufren, por ejemplo, un incremento del 4,81%. El AT Metro y Metrobus de dos zonas, que utilizan en total 7,7 millones de viajeros, sube un 4,72%. Y los de tres zonas, que emplean 1,4 millones de valencianos, sube un 5,07%.

Barcelona ha optado en cambio por generalizar las subidas, aunque de forma más moderada. Suben todas las modalidades entre el 1,64% del T-Día para dos zonas y el 3,7% que sube el billete sencillo para una zona.

En Bilbao, el transporte público no se encarecerá con el comienzo del año. Ya tuvo un incremento de 10 céntimos en el billete simple y cinco en el bonobús a principios de noviembre por los cambios en la configuración de las líneas. Volverá a encarecerse en mayo un 1,1%.

Los viajes en tren son, en todo caso, los que más han subido este año, pues sus tarifas han crecido entre un 4% y un 6%, dependiendo de si son de Largo Recorrido (como el AVE, de media distancia o de Cercanías.

Hay otras tarifas que quedan congeladas de forma automática por su propia fórmula de cálculo. Es el caso de los precios de las autopistas de peaje competencia de la Administración General del Estado, que se mantendrán inalterados, e incluso tendrán leves caídas, en 2010 por primera vez desde que en 2002 se ligó su evolución al IPC de octubre de cada año y al tráfico de viajeros. En 2009, los peajes se encarecieron un 4,46%, el mayor incremento desde que se implantó la citada fórmula.

La mejor noticia sobre tarifas para comienzos de año viene de la mano de ese puñado de facturas que llenan hoy en día los buzones de correos.

Sólo el recibo de la luz experimentará un incremento (del 2,64%) con el comienzo de 2010. El culpable es el llamado déficit de tarifa, esa diferencia entre lo que le cuesta la electricidad al consumidor y lo que cuesta producirla. El incremento no afecta a los consumidores que tienen la antigua tarifa nocturna y los usuarios acogidos al bono social, que en conjunto suman 4,2 millones de hogares y que pagarán lo mismo.

Ni empresas eléctricas no consumidores están conformes con las nuevas tarifas de la luz. Las compañías creen que no cubren los costes de distribución, mientras que la Organización de Consumidores y Usuarios las considera 'desproporcionadas'.

Por otra parte, sigue congelada la cuota mensual por tener contratada una línea fija con Telefónica, único precio que el antiguo monopolio sigue teniendo regulado. Permanece en 13,97 euros el mes por tercer año consecutivo por decisión de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones.

El Ministerio de Industria ha decidido mantener igualmente la tarifa del gas natural que utilizan los siete millones de clientes domésticos. Esta congelación estará vigente al menos entre enero y marzo de 2010, puesto que se revisa trimestralmente.

En el caso de las tarifas del agua, los ayuntamientos han decidido no subirlas en buena parte de las principales capitales españolas.

Más noticias en Política y Sociedad