Público
Público

La Tate Modern dedicará una exposición al brasileño Cildo Meireles

EFE

La galería Tate Modern, de Londres, dedicará del 14 de octubre al próximo 11 de enero una exposición al artista brasileño Cildo Meireles, que estará al cuidado del propio director del centro, el español Vicente Todolí.

Meireles, nacido en 1948, está considerado como uno de los creadores que más han contribuido al desarrollo internacional del llamado arte conceptual, señaló hoy la galería.

Desde finales de los sesenta ha creado esculturas e instalaciones que incluyen un elemento de participación.

Meireles es un artista especialmente fascinado por los trabajos a distintas escalas y que juega continuamente con lo diminuto y lo vasto, y así en la retrospectiva habrá desde un objeto con forma de pequeño anillo hasta una instalación que ocupa 225 metros cuadrados.

Un interés profundo en la relación entre lo sensorial y lo cerebral, el cuerpo y la mente es una de las características que definen el arte brasileño de vanguardia, del que emergió Meireles en los años sesenta.

Para Meireles, el espacio está íntimamente ligado a las funciones cerebrales y tiene connotaciones "físicas, geométricas, históricas, psicológicas, topológicas y antropológicas".

La Tate adaptará el espacio expositivo, concentrará las obras más pequeñas en las salas existentes y abrirá toda un área de las del cuarto piso para acomodar sus grandes instalaciones.

Entre las obras escogidas para la muestra figuran algunas tempranas como "Mutaçaos Geograficas" o "Arte Física", de 1969, reflexiones sobre la distancia y las fronteras en relación con la amplitud del Brasil, reducido, sin embargo, al tamaño de una caja.

También se presentarán su serie "Condensado" y sus "Espacios Virtuais: Cantos", rincones especialmente construidos y movibles de cuartos domésticos, acompañados de una selección de dibujos sobre papel.

Podrán verse asimismo sus "Inserçoes em Circuitos Ideologicos", de 1970, método que inventó el artista para difundir mensajes de protesta contra la dictadura militar de su país, y su proyecto "Zero Dollar/Zero Cruzeiro", de los setenta, así como otros objetos "filosóficos" de menor escala que abordan cuestiones de percepción como "Obscura Luz", de 1982.

Cada una de las instalaciones del artista brasileño define su propio espacio, algunas son completamente abiertas, otras están en parte veladas mientras que un tercer grupo están del todo ocultas.

Entre las instalaciones que se exhibirán en la Tate están Eureka/Blindhotland (1970-75), perteneciente a la propia colección de la Tate, Através (1983-9), basada en un laberinto de barreras de distinto tipo, "Desvio para o Vermelho" (1967-84), una sala de estar toda de color rojo, y "Babel" (2001), versión contemporánea del mito bíblico en torno a la confusión de las lenguas.

Más noticias de Política y Sociedad