Público
Público
Únete a nosotros

Telefónica cancela el reparto de dividendos y acciones por la crisis

La compañía informa de que retomará la remuneración a los accionistas en el año 2013 tras ver reducidos sus beneficios en un 34%. Los altos directivos se reducirán sus salarios entre el 20% y el 30%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La crisis que atraviesa España y la percepción de riesgo país que ha cerrado virtualmente los mercados de financiación está obligando a algunas de las grandes empresas nacionales a revisar su estrategia para hacer caja ante eventuales dificultades de acceso a los mercados.

Telefónica ha sorprendido este miércoles al anunciar una suspensión de la retribución al accionista prevista para lo que resta de año y una reducción del 50% del previsto en 2013 que le permitirá cubrir los vencimientos de deuda hasta finales de 2013 y acelerar la reducción de deuda.

La cancelación del dividendo de 2012 incluye los pagos en efectivo y el 'scrip dividend' de noviembre de 2012 y mayo de 2013, respectivamente.  La operadora explica esta decisión para 'fortalecer el balance, reteniendo los beneficios generados, reduciendo el endeudamiento y aumentando el valor para los accionistas y acelerar sustancialmente la reducción de deuda en el corto plazo'.

Telefónica comunica que tiene la intención de pagar el dividendo en dos tramos: un primer pago en el cuarto trimestre de 2013 y un pago final en el segundo trimestre de 2014. 

'Esta decisión excepcional neutralizará a la compañía frente a las condiciones de liquidez de los mercados', dijo en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el presidente César Alierta, que aludió a la situación de los mercados en términos dramáticos.

'Esta decisión excepcional neutralizará a la compañía frente a las condiciones de liquidez de los mercados'

'Como muestra de la determinación de la Compañía de mitigar contundentemente posibles riesgos financieros que se están agravando por factores exógenos sin precedentes (...)' explica Alierta en un comunicado.

El grupo, que anunció también sus resultados semestrales, con un descenso del 34% en su beneficio neto, cerró junio con una deuda financiera de 58.310 millones de euros, equivalente a 2,65 veces OIBDA. El coste efectivo de la misma se incrementó al 5,82% frente al 5,22 por ciento de diciembre.

Otro de los grandes grupos empresariales españoles, Repsol, también ha tomado medidas para reforzar su balance financiero tras reconocer que busca vender los negocios de gas natural licuado que posee fuera de España y firmar un crédito sindicado de 1.000 millones de euros ofreciendo acciones de su participada Gas Natural como garantía.

La petrolera, como Telefónica un habitual en lo mercados primarios de deuda internacionales, justifica estas decisiones en la prioridad de mantener un 'investment grade' en su rating.

Arrastradas por las sucesivas rebajas en la calificación de crédito, Telefónica está a dos escalones del 'bono basura' o consideración de inversión especulativa y Repsol a un paso. La operadora, que tenía previsto abonar este año 1,5 euros por acción, suspendió este pago y redujo a 0,75 euros por título la derrama prevista para 2013.

Entre los accionistas institucionales afectados por la decisión figuran BBVA, con una participación declarada próxima al 7% y el grupo Caixabank, que ostenta un 5,4%.

Asimismo, la compañía ha decidido reducir en un 20% el sueldo a los consejeros y en un 30% la remuneración de los directivos al no entregarse acciones en aplicación del plan de acciones.

Más noticias en Política y Sociedad