Público
Público

Telefónica reducirá su dividendo por primera vez en una década

Parte del pago de 2011 se realizará en acciones y en 2012, bajará

ANA FLORES

El consejo de administración de Telefónica decidió hoy modificar la política de retribución al accionista que ha sido marca de la casa durante una década por impulso de su presidente, César Alierta, según informó el grupo a la CNMV. La crisis no permite seguir aumentando el dividendo como se había asegurado hasta hoy y mantener al mismo tiempo el ritmo de inversión que exigen las nuevas redes de acceso a internet. No sería posible sin poner en riesgo otra promesa de Telefónica, la de mantener la deuda en un máximo de 2,5 veces el beneficio bruto (oibda). La deuda financiera de Telefónica se situó en 55.430 millones de euros a cierre del tercer trimestre (2,49 veces el beneficio bruto, que se eleva a 2,55 veces al incluir el coste de reestructuración de plantilla).

Con el mundo financiero mirando como nunca los niveles de endeudamiento y lo que suene no ya a España, sino a Europa, y con 2012 prometiendo ser peor ejercicio que el que ahora termina, Telefónica cree llegado el momento de reducir lo que saca de la caja para pagar a sus accionistas.

La compañía llamó a las agencias de rating antes de hacer el anuncio

La retribución ligada al beneficio de 2011, que se había fijado en 1,60 euros por acción (de los que ya han sido abonados como anticipo 0,77 euros en efectivo), se pagará ahora parte en acciones. Estas procederán de la autocartera (títulos propios comprados por Telefónica en el mercado, que se acercan actualmente al 2% del capital del grupo). La retribución en acciones no era utilizada por la compañía desde 2005, pero en aquel año se realizó como complemento de un dividendo en efectivo que se incrementó un 25%.

El máximo que se pagará esta vez en acciones será el equivalente a 0,30 euros por título, lo que significa que los accionistas recibirán, en mayo del próximo ejercicio, al menos 0,53 euros en efectivo por título. El total en dinero contante y sonante con cargo al beneficio de 2011 será por tanto de 1,30 euros (5.933 millones en total), frente a los 1,40 euros abonados con cargo al beneficio de 2010.

En 2012, por primera vez en una década, Telefónica reducirá su dividendo en términos absolutos. Frente a los 1,75 euros prometidos hasta hoy para 2012, dará 1,50 por acción. Se trata de un 6,25% menos. De estos, además, sólo serán en efectivo 1,30 euros. El resto no se entregará en títulos, como este año. La autocartera se amortizará, provocando con ello que suba el beneficio por título. La teoría de los mercados, cuando estos funcionan de forma lógica, dice que la Bolsa premia el mayor beneficio por acción. De 2013, lo que se conoce es que la retribución será al menos la de 2012.

Telefónica mantiene su intención de vender activos no estratégicos

El poder de las agencias de calificación crediticia, a pesar de sus numerosos errores y su probado ensañamiento con Europa, parece haber pesado en la decisión de Telefónica. 'Hemos escuchado a los analistas, a los inversores y a las agencias de rating. El compromiso de retribución al accionista no está siendo reconocido por el mercado' y lo demuestra que 'la acción está barata', dijo hoy el director financiero de Telefónica, Ángel Vilá.

Standard and Poor's, Moody's y Fitch recortaron el rating de la española entre agosto y finales de septiembre pasados con el dividendo como uno de los principales argumentos. Tal es su poder, que Telefónica reconoció hoy haber mantenido contactos informales con las agencias antes de anunciar al mercado su decisión para saber si era de su agrado. Lo es. Otra cosa es que sea del agrado del mercado. Wall Street castigó hoy con dureza el anuncio.

Vilá aseguró que los objetivos de resultados para 2011 se mantienen y emplazó a la cita de resultados anuales de febrero de 2012 para conocer las previsiones del próximo ejercicio. Telefónica mantiene su intención de vender activos 'no estratégicos'. En junio de este año tuvo que paralizar la salida a Bolsa de la filial Atento por la mala situación del mercado.

Telefónica nombró hoy vicepresidente del grupo a José María Abril.

Más noticias