Público
Público

La televisión analógica ya es historia para 80.000 cántabros

Cantabria da el pistoletazo de salida al encendido digital

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras las experiencias piloto del año pasado en A Fonsagrada (Lugo) y Soria, Cantabria ha sido la primera comunidad en llevar a cabo en parte de su territorio el apagón digital. Desde este sábado la televisión analógica ya es cosa del pasado para los más de 82.000 habitantes de 14 municipios de la zona oriental de la comunidad (Ampuero, Argoños, Bárcena de Cícero, Castro Urdiales, Colindres, Escalante, Guriezo, Laredo, Liendo, Limpias, Rasines, Santoña, Valle de Villaverde y Voto).

Cantabria se adelanta así unos días al inicio de la fase I del Plan Nacional de Transición a la Televisión Digital Terrestre (TDT), que tendrá lugar el 30 de junio y afectará a más de tres millones de habitantes de once comunidades autónomas, Ceuta y Melilla.

En el caso del proyecto cántabro, la transición a la TDT se escenificó mediante un acto público en Limpias en el que, de modo simbólico, se apagó un televisor analógico y se encendió uno digital. Al lugar se desplazaron el director general de Telecomunicaciones del Ministerio de Industria, Bernardo Lorenzo, y el consejero de Industria cántabro, Juan José Sota, entre otros.

Lorenzo explicó a Público que, al igual que ocurrirá el día 30, el apagón no se ha hace de golpe, sino que a lo largo del día los centros emisores de la zona afectada van dejando de emitir las señales analógicas. En la tarde del sábado el proceso se desarrollaba con normalidad y los principales centros emisores de la zona habían apagado para siempre sus señal analógica. 'No creemos que haya problemas', indicó Lorenzo, que reconoció que la orografía ha añadido 'algo de complejidad' al proceso en Cantabria, si bien las pocas áreas donde no llegue la señal digital tendrán cobertura por satélite.

Por otro lado, indicó que es difícil saber cuántas personas pueden haberse quedado sin televisión al no haberse adaptado a la TDT, aunque la cifra podría ser incluso inferior al 1%. De hecho, según explicaron ayer a este diario varios vecinos de Castro Urdiales, Laredo y Santoña, casi todos los habitantes de la zona tenían ya descodificadores de TDT o televisores adaptados. 'No hay problema, ya estábamos mentalizados', explicó Ana López, vecina de Laredo.

Más noticias en Política y Sociedad