Público
Público

La tensión se reduce en Túnez tras las promesas de cambio del presidente

EFE

La tensión se redujo esta noche en Túnez tras la intervención del presidente, Zine el Abidine Ben Alí, en la que prometió un cambio "profundo y completo" en el país y aseguró que se retirará del poder en 2014, aunque se registraron algunas protestas en barrios del norte de la capital.

Según constató Efe, tras el discurso de anoche del presidente, el toque de queda se levantó en la capital y las fuerzas de seguridad, fuertemente desplegadas hasta ese momento, se retiraron de las avenidas del centro de la urbe, que esta mañana comenzaba a recobrar poco a poco la vida normal.

En un discurso retransmitido por la televisión estatal, Ben Alí se comprometió a acometer "profundos cambios" políticos y económicos en el país, incluida la celebración de unas elecciones presidenciales "pluralistas en las que se garantice la alternancia".

Además, afirmó que se creará una comisión independiente para aclarar los acontecimientos vividos en Túnez desde hace casi un mes y señaló que ha dado orden de no utilizar fuego real para reprimir la contestación social.

El presidente tunecino, que lamentó "profundamente haber sido mal informado y aconsejado" en relación con los sucesos vividos, prometió que se bajarán los precios de los alimentos básicos y que se garantizará la "libertad total de la información y del acceso a internet".

Poco tiempo después del discurso de Ben Alí, Efe comprobó como varias páginas web -como dailymotion o youtube-, hasta ahora vetadas a los tunecinos por el Gobierno, eran de nuevo accesibles.

Además, en otra muestra de que las promesas del presidente iban en serio, justo después de su intervención la televisión estatal organizó un debate político en directo con dos personalidades de la oposición independiente, algo inédito hasta el momento en el país.

El presidente de la Liga Tunecina de Derechos Humanos (LTDH), Mujtar Trifi, y la representante de la Asociación Tunecina de Mujeres Demócratas (ATFD), Bochra Ben Hamida, expusieron en la televisión sin censura sus opiniones políticas contrarias al poder.

La capital tunecina vivió una noche mucho más tranquila que las dos anteriores, aunque fuentes sindicales informaron a Efe de que se produjeron algunas protestas de jóvenes en los barrios de Le Kram, Zahra y Cité La Gazelle, al norte de la ciudad.

Más noticias