Público
Público

El Tesoro coloca 4.150 millones de deuda tras su breve parón estival

Emite deuda a corto plazo (letras a 6 y 12 meses)  a intereses más bajos que en la anterior ocasión, con la prima de riesgo en su nivel más bajo en dos años

AGENCIAS

El Tesoro Público ha cumplido con las previsiones en su vuelta a los mercados tras el ligero parón de la primera quincena de agosto y ha colocado 4.150 millones (por encima del límite máximo previsto) en letras a 6 y 12 meses ofreciendo a los inversores intereses más bajos que en la anterior ocasión.

A 6 meses, la tesorería estatal adjudicó 1.336 millones de euros (frente a los3.941 millones solicitados),  con un tipo marginal del 0,85% desde el 0,968% de la anterior subasta del pasado 16 de julio. A 12 meses adjudicó 2.812 millones de euros (frente a los 5.687 millones solicitados), con un tipo marginal del 1,278% desde el 1,520% de la anterior subasta, también del pasado 16 de julio.

La ratio de cobertura, que es la proporción entre la demanda de títulos por parte de los inversores y el importe finalmente adjudicado, ha sido de nuevo bastante elevada, de 2,9 veces en el caso de las letras a 6 meses y de 2,02 veces en el de las letras a 12 meses, ya que las peticiones conjuntas han sumado 9.628,56 millones de euros.

Con el diferencial hispano-alemán a diez años en mínimos de dos años, en torno a los 250 puntos básicos, hasta el pasado primero de agosto, el Tesoro ha captado unos 92.200 millones, con los que ya había cubierto en torno al 76% del objetivo bruto de financiación a medio y largo plazo de este año.

El Tesoro no acude a los mercados desde el pasado 1 de agosto, cuando colocó 3.217,88 millones de euros en bonos a tres y cinco años ofreciendo a los inversores tipos de interés más bajos que en la anterior ocasión. Tras dicha emisión, el Tesoro decidió no convocar la subasta de bonos prevista para el pasado 14 de agosto, tal y como viene haciendo los últimos años. Tras la subasta de este martes, tiene pendiente otra subasta de deuda a corto plazo antes de que acabe el mes: la próxima semana, el martes 27, emitirá  letras a 3 y 6 meses.

De hecho, el Gobierno tiene previsto echar el freno en las emisiones de los próximos meses tras el buen resultado obtenido en la primera parte de 2013, que además permite rebajar la partida presupuestaria destinada a pagar los intereses de la deuda.

Más noticias