Público
Público

Texas se prepara para la tormenta tropical "Dolly"

EFE

El gobernador de Texas (EE.UU.), Rick Perry, movilizó a 1.200 soldados de la Guardia Nacional del Estado mientras se espera que la tormenta tropical "Dolly", con vientos de 113 kilómetros por hora, toque tierra cerca de la frontera de Estados Unidos y México.

A las 18.00 GMT el centro de la tormenta se encontraba a 370 kilómetros al sudeste de Texas y avanzaba en dirección noroeste a unos 15 kilómetros por hora.

Se envió una alerta de huracán a áreas costeras como Port Isabel, South Padre Island y Brownsville. La mayor preocupación es la posibilidad de inundaciones en la región del Valle del Río Grande, donde viven unas dos millones de personas.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) calcula que "Dolly" alcanzará vientos de 145 kilómetros por hora cuando alcance la costa esta noche o en las primeras horas de mañana, miércoles.

Las autoridades de Texas indicaron que no se ordenará la evacuación de habitantes en la costa a menos que "Dolly" alcance Categoría 2, con vientos sostenidos de por lo menos 179 kilómetros por hora.

La tormenta con vientos fuertes podría traer lluvias de más de 380 milímetros y la marejada que levanta su vértice podría alcanzar a 1,50 metros por encima de la cota de mareas altas.

Las poblaciones en la costa del Golfo de México prepararon albergues para quienes deseen abandonar las áreas más bajas e inundables.

Las autoridades mexicanas enviaron tropas a la ciudad de Matamoros para ayudar a la población e impedir saqueos si la tormenta fuerza la evacuación de los habitantes.

La empresa Shell Oil, que evacuó a los trabajadores y tripulantes de sus plataformas petroleras en la región occidental del Golfo, indicó que no espera que esta tormenta afecte demasiado la extracción del crudo.