Público
Público

Torres, inmensamente feliz por pasar a la historia

EFE

Fernando Torres, autor del tanto de la victoria de España ante Alemania en la final de la Eurocopa, no disimuló su alegría al ser nombrado el mejor jugador de la final.

El nueve del Liverpool sabe que con su actuación y su tanto ha pasado a la historia de la selección española, que hacía 44 años que no ganaba el preciado trofeo.

Fue en 1964, al vencer a la Unión Soviética por 2-1. El segundo de los tantos marcado de cabeza por el Marcelino Martínez. Torres ha sucedido hoy al mítico Marcelino. A partir de hoy, se hablará del gol de Torres.

El jugador, que dedicó el tanto a su sobrino Hugo, de un mes y una semana de edad, se mostró pletórico. "Ha ganado el mejor", dijo tras recibir el trofeo al mejor futbolista de la final.

"Es un triunfo muy importante para España y para el fútbol en general, porque ha ganado el mejor".

Luis Aragonés le elogió: "Está en el camino de ser uno de los mejores jugadores del mundo".

Torres se ganó a pulso en la final el papel de estrella de la selección. Salió dispuesto a lograr un lugar en la historia de la roja y lo consiguió.

Se movió con velocidad y habilidad en el ataque y fue una pesadilla constante para la hoy frágil defensa alemana. Antes de anotar su tanto, estrelló un balón en el poste derecho de Jens Lehmann de un bonito remate de cabeza.

Más noticias de Política y Sociedad