Público
Público

Los trabajadores paralizan Seat en Martorell tras una convocatoria de huelga de 24 horas

EFE

Los trabajadores de Seat han paralizado los centros de la empresa en Martorell desde las 04.00 horas de hoy "indignados" por el trato recibido ayer en la reunión mantenida con la Generalitat y la dirección de Seat y no volverán a trabajar hasta que la empresa se siente a negociar los despidos anunciados.

Este paro "espontáneo" se ha producido después de que, a última hora de ayer, el Comité de Empresa convocara una huelga de 24 horas para el próximo lunes 25 de enero entre el personal indirecto, que no efectúa tareas de producción, con el fin de denunciar que se están realizando despidos vulnerando lo establecido en el Estatuto de los Trabajadores.

El Comité considera que la empresa está llevando a cabo despidos individuales en lo que califican de un "ERE encubierto".

Según ha explicado a Efe Manuel Gálvez, representante de CCOO en Seat, el paro de hoy se ha iniciado de manera "espontánea" entre los trabajadores después del "feo" que les hizo ayer la Generalitat al no acudir la consellera de Trabajo, Mar Serna, a la reunión convocada en el departamento de Trabajo, y la empresa, "que no envió a ningún alto directivo".

El paro no previsto que ha paralizado la producción de Martorell afecta a más de 10.000 personas de la planta de producción, centro técnico y centro de recambios.

Los trabajadores están a las puertas de la empresa y durante el día de hoy se celebrará una asamblea para decidir qué medidas se toman.

Gálvez ha señalado que los trabajadores están "muy quemados" ya que hace un año se pacto la congelación salarial con una serie de acuerdos y "ahora nos encontramos con despidos".

"La falta de respeto ha indignado a la gente", ha dicho Gálvez, que ha asegurado que los trabajadores no pararán hasta que se paralice el plan de despidos.

El conflicto en Seat se ha desatado a raíz de que la empresa anunciase el despido "por bajo rendimiento" de unos 330 empleados no vinculados a la producción, aunque los sindicatos han denunciado que la gran mayoría de los despedidos no son directivos.

Más noticias de Política y Sociedad