Público
Público

Los trabajadores vuelven a pelear por sus derechos

La crisis debilita recientes conquistas, como la igualdad y la seguridad laboral, mientras la patronal presiona por una reforma

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Este es el Primero de Mayo más difícil en quince años'. Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, secretarios generales de UGT y CCOO, respectivamente, coinciden en el diagnóstico y en los riesgos que planean sobre los trabajadores españoles, que se enfrentan a la que puede ser la peor crisis económica de la historia.

Los logros de varias décadas de lucha laboral están hoy amenazados en opinión de los sindicatos por la presión de la patronal, que ha llevado sus reclamaciones (un contrato con despido libre para los próximos dos años y el uso de las agencias privadas de colocación) incluso al Congreso de los Diputados. 'Hay quienes quieren sacar tajada de la crisis', advierte Méndez.

Toxo también llama la atención sobre los riesgos de recortes: 'Si se imponen las tesis de las organizaciones empresariales (como la reducción en tres puntos de la cuota de la Seguridad Social o el contrato con despido libre) iríamos a una restricción de nuestro sistema de protección social'.

Ambos sindicatos creen que estas propuestas no se materializarán pero, en cualquier caso, están decididos a plantar cara a un retroceso en derechos laborales. El recuerdo de la última huelga general de 2002, cuando el Gobierno de José María Aznar intentó recortar la prestación por desempleo, les sirve como ejemplo de la capacidad de respuesta de los trabajadores para defender sus derechos. Aquel momento era de bonanza pero también en la anterior crisis, en 1993, se intentó una reforma laboral no pactada que sacó masivamente a los trabajadores a la calle en 1994.

Sin embargo, hay otra reforma silenciosa que se está llevando a cabo en los centros de trabajo y que también recorta derechos conquistados recientemente. Los planes de igualdad y los avances en materia de prevención de riesgos laborales son las víctimas de una negociación colectiva rota por el desencuentro en materia salarial.

La implantación de los planes de igualdad se ha visto postergada en muchas empresas, según explica el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, que ve cómo se merman los derechos colectivos. La secretaria de la Mujer de CCOO, También Carmen Bravo, es tajante: 'La igualdad va a tener un frenazo imparable'.

Y es que la mujer trabajadora tiene ahora otra batalla contra la recesión. Sus decisiones personales, como concebir un hijo, se han visto condicionadas por la crisis. Según los datos publicados ayer por la Seguridad Social, el número de procesos para percibir la prestación por maternidad se ha frenado en seco en el primer trimestre del año, cuando en el mismo periodo del año pasado crecía al 5% . 'Una mujer no toma la decisión de tener un hijo si no percibe estabilidad laboral', remarca Bravo. La correlación es evidente. En Aragón, donde el número de procesos de maternidad tramitados ha caído en un 23,44% (el más abultado), el paro ha subido un 120% en el mismo periodo de tiempo, también la peor cifra de España.

Además, la calidad de la salud de los trabajadores también está en riesgo. Desde CCOO aseguran que son muchas las empresas que han dejado de pagar a las consultoras que diseñan sus planes de previsión de riesgos laborales. El secretario de Acción sindical de CCOO, Ramón Górriz, recuerda que hay una mesa de prevención de riesgos laborales dentro del Diálogo Social que la patronal ha bloqueado desde finales del año pasado. Ferrer recuerda también que lo que se califica de absentismo laboral (incluye enfermedades comunes o maternidad) también ha descendido porque son muchos los trabajadores que acuden enfermos al puesto de trabajo por miedo a perder el empleo.

Más noticias en Política y Sociedad