Público
Público

Trece detenidos tras ser desmantelados dos laboratorios de procesado de droga

EFE

La Policía Nacional ha desmantelado dos laboratorios dedicados a procesar cocaína en las localidades barcelonesas de Masquefa y Premià de Mar, y ha detenido a trece personas -doce colombianos y un español- que se dedicaban presuntamente a manipular y distribuir la droga.

Según ha informado hoy la Policía Nacional, la organización funcionaba como una empresa en la que cada uno de los detenidos realizaba una tarea específica: unos transportaban la droga, otros custodiaban las viviendas donde estaban los laboratorios y otros hacían de correos o distribuidores.

Pero la figura principal de esta "empresa" no era la del director general, sino la de la del "cocinero", una persona con los conocimientos precisos de química para obtener la droga y posteriormente rebajar su pureza para obtener mayores beneficios.

El "cocinero" de esta organización tenía pluriempleo: por una parte trabajaba para su propia banda, pero también ofrecía sus servicios a otros grupos de narcotraficantes.

La Policía estima que los ingresos por la venta de droga eran muy altos, lo que le permitía a este peculiar "cocinero" tener laboratorio propio y un taller donde preparar los compartimentos ocultos en los vehículos sin riesgo de ser vistos cuando transportaba la droga.

La banda vivía exclusivamente del tráfico de cocaína y, según la Policía Nacional, "llevaban un buen nivel de vida, como demuestra la cantidad de dinero intervenido (52.750 euros) y los chalés donde ubicaban los laboratorios".

Otros aspectos de la actividad de la banda ya no tenían tanta semejanza con una organización empresarial y encajaban mejor en los clichés del cine sobre grupos mafiosos, como el hecho de que se les hayan intervenido tres pistolas, que usaban en las transacciones de la droga y para vigilar los laboratorios.

La banda usaba nueve coches para el transporte de la cocaína, que les llegaba desde Zaragoza camuflada en unos compartimentos ocultos tras las placas de las matrículas traseras y que han sido encontrados en seis de los nueve vehículos que la policía ha intervenido al grupo de narcotraficantes.

Investigadores del grupo quinto de la UDYCO y de la comisaria de la Policía Nacional de L'Hospitalet de Llobregat hallaron en los dos laboratorios 22 kilos de cocaína, microondas, ventiladores, calefactor, prensa y moldes y más de 200 kilos de sustancias precursoras para cortar y adulterar la droga.

La Policía Nacional sospecha que, dada la cantidad de precursores y sustancias de corte, los laboratorios tenían una capacidad de manipulación muy superior, que no se corresponde con la cantidad de cocaína intervenida.

Más noticias de Política y Sociedad