Público
Público

Tres días para un pacto controladores -AENA

El único mediador con experiencia cree posible lograr un acuerdo

SUSANA R. ARENES

Mañana comienza una semana decisiva para resolver el conflicto de los controladores, que seguirán bajo el estado de alarma hasta el próximo sábado. El sindicato mayoritario de este colectivo, Usca, y la empresa pública de aeropuertos dependiente del Ministerio de Fomento, Aena, tienen tres días, hasta el miércoles, para ponerse de acuerdo en la designación de un árbitro que resuelva las discrepancias de las dos partes sobre el convenio colectivo de estos 2.400 profesionales.

Ese fue el preacuerdo que alcanzaron el 23 de diciembre pasado. Y así lo ratificó la junta directiva de Usca la semana pasada. De todos modos, no está asegurado que las asambleas de trabajadores asociados a Usca (el 97%), que se reúnen hoy para ratificar ese preacuerdo, le den su bendición.

Antes del día 12 las dos partes deben designar un árbitro para una mediación

Hay varios candidatos a árbitro en las quinielas. Pero, a priori, el único mediador con experiencia en un conflicto similar es Federico Durán, ex presidente del Consejo Económico y Social que fue el árbitro en el conflicto de los pilotos de Iberia en 2001. Durán, ahora abogado del bufete Garrigues, señala que ve posible un acuerdo sobre el convenio antes del día 31. 'Yo tuve que hacer un arbitraje en Iberia en cuatro días', rememora.

'Es un conflicto complicado, pero no ha estado bien gestionado por ninguna de las dos partes', a juicio de Durán, que señala que 'Usca no ha medido que tenían enfrente a un Estado con sus armas y Aena no previó en toda su magnitud el paro del 3 de diciembre'.

Si Aena y los controladores no se ponen de acuerdo sobre el árbitro, el sindicato presidido por Camilo Cela (sobrino del insigne escritor) recibiría otro revolcón de sus bases en el tira y afloja con el Gobierno. Ya tuvo que agachar la cabeza cuando el Ejecutivo decidió decretar el estado de alarma en las torres de control el pasado 4 de enero tras el paro salvaje que protagonizó el 80% de los controladores el día anterior (en Madrid, el 97% secundó el paro).

Los controladores deciden mañana si ven bien la figura del mediador

Y lo mismo pasó en verano cuando Usca amagó durante la primera semana y media de agosto con una huelga en el puente del día 15 que no hizo ante el temor de que el Gobierno usara el arma de decretar un laudo, una resolución de obligado cumplimiento, y desactivara así el paro. Usca acabó firmando un principio de acuerdo sobre el convenio colectivo, la base de la negociación de ahora.

Vuelta a la negociación

Mañana Aena y Usca retoman esas conversaciones tras una semana de vacaciones, aunque, en realidad, no se hablará del convenio sino de designar un árbitro antes del día 12, que es lo que firmaron antes de Navidad ambas partes. Luego, con acuerdo o sin él, hay otra fecha más importante: si el 31 de enero no hay un pacto sobre el convenio colectivo, el Gobierno ha decidido que un árbitro resuelva la discusión.

Si no hay convenio colectivo el 31 de enero, el árbitro decidirá la solución

Mientras, Aena y Fomento confían en que sea posible cumplir con el preacuerdo de nombrar un árbitro que pueda dirimir el conflicto y, sobre todo, cerrar el convenio colectivo, que caducó en 2004. Los controladores aseguran acudir con voluntad negociadora. Pero el viernes volvieron a la presión mediática al señalar que temen que la solución arbitrada 'sea un paripé' y que 'el Gobierno tenga ya un laudo preparado metido en un cajón', como ya ha dicho en otras ocasiones el portavoz de Usca, César Cabo.

Más noticias