Público
Público

Trichet justifica sus declaraciones en proyecciones del BCE sobre la inflación

EFE

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, justificó hoy en París sus criticadas declaraciones del pasado jueves sobre una posible subida de los tipos de interés por las proyecciones de inflación a medio plazo, que son mayores de las que había anteriormente.

Trichet reiteró sus palabras de que "no excluyo que podamos subir los tipos de interés en una pequeña cantidad" y, a continuación, puntualizó que "no es seguro, es posible", en una intervención hoy ante la Academia Diplomática Internacional de la capital francesa.

Preguntado por los reproches recibidos del presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, Trichet no quiso reaccionar directamente, pero señaló que la anterior declaración suya se sustenta en "nuevas proyecciones" sobre la inflación elaboradas por el eurosistema.

Esas proyecciones son "mayores que las que teníamos antes", subrayó el presidente del BCE, quien advirtió de que "hay riesgos".

El pasado sábado, Rodríguez Zapatero había pedido "prudencia" en sus declaraciones a Trichet, cuyo anuncio de una posible subida de los tipos de interés en julio provocó un fuerte incremento del Euribor en el mercado y contribuyó a la caída bursátil del pasado viernes.

El presidente del BCE defendió la "independencia" de la entidad emisora que, según recordó, está garantizada por los tratados y es "fundamental".

Además, insistió en que el principal objetivo de la política monetaria del BCE, la estabilidad de precios, "es considerada por los europeos una condición para el empleo sostenible a medio plazo".

"No hay contradicción entre la estabilidad de precios y la creación de empleo", repitió Trichet, en alusión indirecta a quienes le critican por tener como única fijación la inflación y no prestar atención al estímulo de la actividad económica.

En esa misma línea, afirmó que "preservando la estabilidad de precios a medio plazo estamos protegiendo a los más vulnerables".

Trichet señaló que "es muy importante que continúe la moderación salarial" para evitar los efectos de segunda ronda sobre los precios.

Comentó que "hay cambios estructurales" en los precios de las materias primas debido en parte a la demanda procedente de los países emergentes y que, por eso, todos los actores, consumidores o proveedores deben asumir sus responsabilidades para evitar espirales inflacionistas.

Sobre la escalada del petróleo, no se atrevió a hacer predicciones y se limitó a indicar que el BCE, para hacer las suyas, se basa en la cotización presente y en la que le ofrece el mercado de futuros.

Con respecto a la crisis financiera comentó que "estamos viviendo una corrección de los mercados" y "no hay razón para la complacencia".

No obstante, puntualizó que "no hay señal de un impacto significativo" sobre el nivel de créditos actuales por efecto de la crisis financiera global.

Al respecto, subrayó la necesidad de que se integren "rápidamente" todas las pérdidas y se capitalicen lo suficiente las entidades financieras.

"Tenemos que ser transparentes" porque "cuando no hay transparencia el contagio es la consecuencia inmediata y lógica", argumentó Trichet.

Más noticias de Política y Sociedad