Público
Público

TVE no prevé emitir la entrevista censurada a Bush tras el 11-M

IU, ERC e ICV anuncian que llevarán el asunto al Congreso // Manjón pide que se conozca todo el contenido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En los archivos de TVE descansa desde hace siete años una cinta con una entrevista que no ha llegado a ver la luz al completo. Data del 12 de marzo de 2004, un día después de los trágicos atentados de Madrid. Y en ella, su protagonista, el expresidente de EEUU, George W. Bush, comenta al periodista Lorenzo Milá su apuesta por no excluir 'a nadie' a la hora de buscar culpables. Todo, en un momento en el que el PP se aferraba a la autoría de ETA. La emisión íntegra de este documento fue censurada. Y puede seguir siendo un misterio. Ayer, RTVE no tenía previsto emitirla según informaron a este diario fuentes de la dirección de la corporación.

En este contexto, IU, ERC e ICV adelantaron su intención de trasladar este asunto al Congreso de los Diputados a fin de que los telespectadores puedan tener acceso íntegro a todas las declaraciones del expresidente de EEUU. Pilar Manjón, presidenta de la Asociación 11-M Afectados por el Terrorismo, también exigió ayer que se desvele todo su contenido. La no emisión al completo de esta entrevista ha sido revelada por el exembajador español en Washington Javier Rupérez. 'No creo que la integridad de esa extraordinaria entrevista fuera nunca ofrecida por Televisión Española', sostiene en su libro Memoria de Washington (La esfera de los libros). Un volumen prologado y presentado hace unas semanas por José María Aznar, presidente del Gobierno durante los atentados.

Con la decisión de la cadena, cuyos servicios informativos estaban por aquellas fechas en manos de Alfredo Urdaci, los telespectadores sólo tuvieron acceso a unos cinco minutos de una entrevista de diez. Un minuto en el telediario de la noche del 12 de marzo y cuatro el día 13. La audiencia, según las fuentes consultadas, no tuvo acceso a las declaraciones de Bush a Milá en las que se mostraba convencido de que todavía era demasiado prematuro señalar a un culpable. En cambio, ya habían escuchado hasta la saciedad al PP apuntar hacia ETA.

Así, el 11 de marzo, horas después de los atentados, a las 13.15, el ministro del Interior, Ángel Acebes, aseguraba que no había 'duda de la autoría de ETA'. Y casi una hora después, Aznar, sin mencionar a la banda, informaba de que no había 'negociación posible' con los asesinos y de que esa fecha, la del 11-M, ocupaba ya un lugar 'en la historia de la infamia'. Un día después, el día 12 por la tarde, Acebes volvía a señalar a la banda terrorista como 'principal línea de investigación'. Y pocas horas después TVE ofrecía a los ciudadanos sólo un minuto de la entrevista a Bush.

Las fuentes consultadas coinciden en que no se escogieron los cortes en los que el presidente de EEUU mostraba su apoyo a Aznar y añadía: 'No sabemos todavía quién lo hizo y yo no excluiría a nadie. Escucharemos todo tipo de rumores y llevará un cierto tiempo aclarar los hechos'. Según narra Milá, él dio 'por hecho' que la entrevista había sido emitida en su integridad. Fue la Casa Blanca la que le lanzó el aviso. 'Me llamaron para ver si la habíamos emitido, porque tienen por norma colgar la transcripción íntegra una vez emitida. Me pidieron autorización para ello. Les dije que sí y llamé a Madrid para ver qué había pasado'. La respuesta que dieron al periodista desde la redacción fue que estaban 'a tope de trabajo' y que ya sería emitida. La transcripción de la entrevista está colgada actualmente en la web de la Casa Blanca.

Un día después, TVE tampoco incluyó los fragmentos más reveladores de Bush. Era 13 de marzo. Y Mariano Rajoy irrumpía en la jornada de reflexión para verter unas declaraciones que le acompañarán siempre. 'Tengo la convicción moral de que fue ETA', confesaba en una entrevista en El Mundo. En este contexto, el libro de Rupérez ofrece otra revelación que pone en entredicho la gestión de los conservadores durante esos días. Según narra, Bush le anunció que iba a ponerse en contacto con Aznar para decirle que, según sus servicios secretos, no cabía descartar la conexión islamista.

Ayer, el exembajador aseguró a Efe que TVE no había 'censurado' la entrevista.Tres formaciones políticas adelantaron ayer su intención de trasladar este asunto al Congreso. 'Cabe hacer algún tipo de iniciativa como servicio último a la verdad y a la memoria de las víctimas en relación con este caso', anunció el diputado de ERC Francesc Canet, periodista y portavoz de su grupo en la Comisión parlamentaria de control de RTVE. 'Deberíamos ser capaces de hacer algo de manera consensuada para que se conozcan estos hechos y no se olviden', añadió.El episodio que recoge el libro de Rupérez muestra, según Canet, 'un gran sesgo en la pluralidad informativa, reflejo de lo que no debió ser y aviso también de lo que no puede volverse a hacer'.

'Vamos a estudiar la posibilidad de llevar a cabo alguna iniciativa parlamentaria que nos permita ver la integridad de esta entrevista', anunció ayer el portavoz de IU en el Congreso, Gaspar Llamazares. Esta formación se pronunció ayer con cautela 'a la espera de confirmar todos los detalles y la información' que se apunta en el libro. 'No sería extraño que ocurriera lo que se narra', lamentó Llamazares. 'Difícilmente podrán superarse las cotas de manipulación y desprecio a los espectadores y a los trabajadores de RTVE que se alcanzaron en la última etapa del Gobierno de José María Aznar, especialmente bajo el mando de Alfredo Urdaci', recordó Llamazares.

'No sé qué formato tendrá finalmente nuestra actuación parlamentaria, pero me parece pertinente para poder conocer toda la verdad, siempre es bueno y democráticamente saludable hacerlo', señaló la portavoz de ICV, Núria Buenaventura. 'Se podrá canalizar a través de la Comisión de control de RTVE en el Parlamento, para pedir a la Corporación pública que se emita y se conozca esta entrevista, que corrobora lo que el 99% de los españoles ya conocen: el intento por parte del Gobierno del PP de girar la atención de los atentados del 11 de marzo hacia ETA para evitar ver comprometida la participación española en la guerra de Irak'.

Pilar Manjón, exigió 'que se emitan todos los minutos que haya que emitir sobre este señor y que los hagan públicos para que sepamos que desde Estados Unidos ya se sabía, desde Europa ya se sabía, pero aquí todavía andamos buscando a ETA siete años después', informa Elena Herrera.

Más noticias en Política y Sociedad