Público
Público

La 'twitifixión' de Sara Carbonero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cuarenta horas después de que el árbitro pitara el arranque del España-Croacia, el hastag 'Gracias Sara' seguía siendo trending topic en la red social twitter. Los silvestres comentarios a pie de campo que emite Sara Carbonero son objeto de escarnio en la red, y si consideramos twitter un termómetro de las preocupaciones inmediatas de los españoles, a los ciudadanos de este país nos desvela más la impericia dialéctica de la periodista que la prima de riesgo, las tribulaciones de Carlos Dívar o la reunión del G-20.

El hastag 'Gracias Sara' nació como eco de la muletilla con la que el comentarista Paco González despide cansinamente cada perla informativa de la joven diva televisiva. Pero el fenómeno trasciende a debate sociológico cuando cientos de tuiteros, y sobre todo tuiteras, se lanzan a la defensa de Carbonero alegando que las críticas esponjan un asqueroso tufillo machista.

No es la primera vez que Carbonero se convierte en epicentro del siempre galvanizado debate español. Sucedió cuando el beso del Mundial. ¿Fue profesional aquel beso? Chi lo sa. Pero dividió, otra vez, a España. Lo innegable es que aquel beso con Casillas se convirtió en la escena de amour fou más aparatosa de la historia de nuestro fútbol, eclipsando incluso a los delicados tocamientos genitales de Michel al melenudo Valderrama, en un Valladolid-Real Madrid de 1991 que nunca se olvidará.

A Sara Carbonero le dieron otra vez pal pelo, como se dice vulgarmente y viene muy al caso por sus anuncios de champú, en noviembre del año pasado, cuando la periodista atribuyó, en un artículo de contraportada en Marca, los versos más conocidos de Antonio Machado al músico Joan Manuel Serrat, que los canta. Entonces Iker Casillas, que se reveló voraz lector en la intimidad, corrió a Facebook a defender ante sus seguidores la honra literaria de su amada. Aunque no sin cierta sorna erudita, como corresponde a un buen portero: 'Me gusta como canta este poema de Machado el bueno de Serrat, REPITO, para los más despistados, POEMA de MACHADO CANTADO por SERRAT'.

Esta misma mañana, entre las 11.30 y las 12 horas, 170 españoles fundieron neurona en twitter para continuar manteniendo el 'Gracias Sara' como trending topic.

-Sara, ¿llueve?

-No.

-¿Y si sales del paraguas?

-Ah, sí.

-Gracias, Sara.

Periodistas como Ramón Trecet o Susana Guasch han salido en defensa de Carbonero. El primero, poniendo énfasis en que la mayoría de los tuits sonde un 'sexismo repugnante'. Y varias voces coinciden en asegurar que si Sara Carbonero no fuera mujer, joven, bella y musa de Iker, esta twitifixión no se habría producido.

Discutible: en mayo de 2010, el periodista Manolo Lama entrevistó en Hamburgo a un mendigo en la previa de un partido contra el Atleti. El tono burlesco del corte le valió al cronista 30.000 peticiones de dimisión en Facebook. Así que esta no es una discusión sobre el sexo de los ángeles ni de los periodistas.

Pudiera ser que el exigente futbolero español no se conforme con menos que un Galeano, un Montalbán o un Valdano, a pie de campo, para decirle si el césped está bien corto o si el balón viene pinchado. Habría que estudiarlo. En todo caso, gracias, Sara.