Público
Público

UBS despedirá a otros 9.000 empleados por las pérdidas

Air France-KLM también recortará 3.000 puestos de trabajo

 

GUILLEM SANS MORA

El banco suizo UBS eliminará 8.700 de sus 76.200 puestos de trabajo en unos 50 países de aquí a 2010, después de registrar el primer semestre de este año pérdidas por valor de unos 2.000 millones de francos suizos (1.300 millones de euros). Según informó ayer en la asamblea general de accionistas en Zúrich su consejero delegado, Oswald Grübel, el banco quiere ahorrar con esa reducción de plantilla entre 3.500 y 4.000 millones de francos suizos (2.315 y 2.600 millones de euros).

El recorte de plantilla se suma a otros planes anunciados en los últimos dieciocho meses, que han supuesto la desaparición de 11.000 empleos.

Las dificultades del primer banco suizo se han visto agravadas por la retirada masiva de depósitos. Clientes ricos de UBS han retirado desde principios de año 23.000 millones de francos (15.210 millones de euros) en las áreas de Gestión de Fortunas y Banca Suiza. El banco tuvo que entregar datos de clientes a las autoridades de EEUU por sospechas de evasión fiscal, y ha recibido duras críticas en el debate sobre el secreto bancario en Suiza.

Datos fiscales

El pasado 18 de febrero, UBS decidió entregar a las autoridades estadounidenses datos de 255 clientes y pagó 780 millones de dólares en concepto de "devolución de ganancias injustificadas" para evitar una demanda por favorecer el fraude fiscal, una medida que el diario Neue Zürcher Zeitung calificó de "capitulación" ante las autoridades de EEUU. Desde junio de 2008, EEUU sospecha que UBS ayudó a decenas de miles de ciudadanos estadounidenses a evadir impuestos a gran escala entre 2000 y 2007.

"El camino de vuelta hacia el éxito será largo y costará mucha energía, pero les aseguro que UBS tiene suficiente de las dos cosas", dijo Grübel. El banco se retirará de "áreas de negocio arriesgadas y con bajas perspectivas de éxito". Parte de las pérdidas de este primer trimestre se deben también a la reestructuración del valor de los activos tóxicos que UBS transfirió a un fondo especial del Banco Nacional Suizo.

Por otra parte, Air France-KLM, la mayor aerolínea de Europa, pretende eliminar entre 2.500 y 3.000 empleos en los próximos dos años fiscales por la recesión mundial, dijo ayer una portavoz de la firma, informa Reuters.

La compañía francoholandesa, que registró una caída del 9,4% en el tráfico de pasajeros de marzo, no renovará los contratos de corto plazo ni reemplazará los puestos de personal que queden vacantes, lo que evitaría despidos forzados, agregó, confirmando una información del diario La Tribune.

Air France-KLM recortó 2.400 empleos en el ejercicio que terminó el 31 de marzo y estimó una pérdida operativa de 200 millones de euros para ese periodo. Además, espera una pérdida adicional para el ejercicio 2009-2010. Las acciones de AirFrance-KLM han caído un 1,33% en lo que va de año, tras bajar un 61% en 2008, lo que le da un valor de mercado de cerca de 2.700 millones de euros.

Más noticias de Política y Sociedad