Público
Público

La UE aboga por mantener la protección a los productores en la reforma de la PAC

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los países de la UE han defendido hoy mantener "con apoyos eficaces" la protección a los productores y una mayor atención a la necesidad de que la producción agrícola o ganadera asegure una oferta de materia prima para alimentos, dentro de la reforma de la Política Agrícola Común (PAC).

Los ministros de Agricultura han aprobado un documento de conclusiones con el fin de sentar las bases para la revisión o "chequeo médico" de la Política Agrícola Común (PAC), que se negociará en el segundo semestre del año.

Según el texto aprobado -con las abstenciones de Letonia y la República Checa-, los ministros se inclinan por dejar que en esta reforma pervivan, aunque de forma "más eficaz", los apoyos para garantizar una "red de seguridad" a los agricultores y ganaderos.

Los Veintisiete han rechazado la idea de Bruselas de recortar significativamente los apoyos a los grandes terratenientes y en general no han dado un mensaje claro de respaldo a la reducción de pagos directos (los que reciben más de 5.000 euros) para destinar lo ahorrado al desarrollo rural.

La ministra española en funciones de Agricultura, Elena Espinosa, ha subrayado que, puesto que la reforma prevé el final de las cuotas lecheras en 2015, hacen falta "medidas de apoyo" a esta ganadería, "adaptadas a cada Estado miembro".

El Consejo de la UE ha resumido, con estas conclusiones, cinco meses de debate acerca de las primeras propuestas de la Comisión Europea (CE) para revisar la PAC, pues la verdadera negociación comenzará a partir del próximo 20 de mayo cuando Bruselas dé a conocer el proyecto legislativo de la reforma.

La PAC representa cerca de la mitad del presupuesto de la UE o 55.800 millones de euros (para 2008), con España como segundo receptor (6.681 millones en 2006); el número de agricultores españoles supera los 900.000.

La CE propuso, según el proyecto que ha estado sobre la mesa, medidas como el incremento del recorte de las ayudas que se pagan al productor, con el fin de destinar ese dinero al desarrollo rural (para fomentar en el campo actividades distintas o complementarias a la agricultura).

Esa rebaja, que se conoce como "modulación", se aplica ahora al 5% de los subsidios, pero Bruselas quiere elevarlo al 13% en 2013; asimismo, la CE planteó que a los perceptores de más de 100.000 euros se les impusieran recortes adicionales.

Los Veintisiete han apuntado hoy que a la hora de hablar de reforzar el desarrollo rural hay que examinar "todas las posibilidades de financiación", entre las que cita la modulación.

Sin embargo, el Consejo ha alertado de que si se limitan sustancialmente las ayudas más altas, esto tendría consecuencias "nefastas" en algunos países.

Los ministros han pedido a la CE detalles sobre sus intenciones respecto a los instrumentos de mercado de la PAC, "sobre todo en cereales", así como un estudio de impacto "detallado para evaluar las consecuencias en el abastecimiento de alimentos".

La Comisión planteó abolir medidas de apoyo como la intervención o compra pública de cereales, excepto en el trigo para pan.

Por otra parte, Bruselas pretende que el máximo de ayudas se conviertan en un pago por superficie o explotación, independiente de la obligación de declarar un volumen producido, como ya ocurre parcialmente en el olivar o el tabaco.

Los ministros han subrayado que es necesario estudiar las ventajas e inconvenientes y pensar en "otras soluciones posibles".

En el caso del sector lácteo, la UE constata la supresión de las cuotas en 2015 y aboga por una transición "suave" hacia la liberalización de ese mercado.

Precisamente, el Consejo aprobará hoy elevar el 2% las cuotas lecheras a partir de abril para aumentar la oferta y acostumbrar al sector al final de esos cupos.

Los servicios de la comisaria de Agricultura, Mariann Fischer Boel, ya están trabajando en el proyecto legal de reforma de la PAC.