Público
Público

La UE llega a un acuerdo sobre la reforma de la política pesquera comunitaria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los países de la Unión Europea (UE) lograron hoy un acuerdo político sobre la reforma pesquera, tras 18 horas de negociaciones hasta dar con una fórmula satisfactoria para la mayoría de las delegaciones.

El acuerdo es "parcial", ya que la reforma de la Política Pesquera Comunitaria (PCC) debe ser aprobada conjuntamente por el Consejo (Estados miembros) y el Parlamento Europeo.

Al mismo se opusieron Francia, Malta, Eslovenia, Portugal y Holanda, informaron fuentes comunitarias.

Durante una reunión de ministros de Pesca, Dinamarca, país que preside la UE este semestre, logró el apoyo de la mayoría de las delegaciones en torno a una propuesta de compromiso que avanza hacia una actividad pesquera más sostenible.

El consenso entre los países marcará la pauta de las negociaciones con la Eurocámara, que se iniciarán en fechas próximas.

Los rendimientos máximos sostenibles de las existencias pesqueras, la creación de un mercado de cuotas pesqueras transferibles y, sobre todo, la eliminación de los descartes (capturas accidentales que se devuelven al mar por su escaso valor comercial), centraron la mayor parte de las discusiones.

"Los Estados miembros han dado un paso adelante para una política común de pesca radicalmente nueva", dijo en rueda de prensa al término de la reunión la ministra danesa de Pesca, Mette Gjerskov.

La titular danesa destacó que "en los últimos meses se ha cambiado el enfoque del Consejo en favor de una prohibición sobre los descartes".

"No ha sido en absoluto fácil. Algunos países estarán un poco decepcionados y otros creerán que nos hemos quedado cortos. Hemos hecho todo lo que era posible", señaló.

Por su parte, la comisaria europea de Pesca, Maria Damanaki, indicó que el acuerdo es "un logro" que supone "un primer paso" en un proceso en el que "aún queda mucho trabajo por hacer".

La comisaria reconoció que la propuesta de la Comisión era mas ambiciosa que la que salió adelante, y adelantó que seguirá insistiendo en favor de una pesca más sostenible.

Bruselas había propuesto la fijación de unos rendimientos máximos sostenibles de existencias en el mar en 2015 y la eliminación total de los descartes.

Los ministros respaldaron el objetivo de los rendimientos máximos sostenibles de las existencias pesqueras, pero dejaron claro que 2015 sólo debe ser el año deseable de aplicación y 2020 el de su cumplimiento obligatorio.

Sobre los descartes (capturas no deseadas que se devuelven al mar por su bajo valor comercial), acordaron poner punto y final a la práctica "pesquería por pesquería y con un enfoque temporal claro", indicó la ministra danesa.