Público
Público

La UE no eleva su oferta agrícola y pide concesiones en los mercados industriales

EFE

La UE no va a aumentar sus concesiones agrícolas en las negociaciones de la OMC y, por el contrario, quiere compensaciones de otros socios -sobre todo los países emergentes- en la apertura de los mercados industriales, señaló hoy la secretaria de Estado de Comercio Exterior francesa, Anne-Marie Idrac.

Idrac, que preside en la actualidad el Consejo de Ministros de Comercio de los Veintisiete, manifestó que la UE "ya ha sido demasiado generosa" con su oferta agrícola, dentro de la Ronda de Doha para la liberalización del comercio mundial que una treintena de países de la Organización Mundial de Comercio (OMC) negocian por tercer día en Ginebra.

Por el contrario, la UE considera que para un acuerdo es necesaria la "reciprocidad" de otros socios, para que cedan y le compensen especialmente en la apertura a las exportaciones de productos industriales y en otros aspectos como el respeto a las Denominaciones de Origen, según Idrac

Idrac ha asegurado, tras una reunión de los responsables de Comercio y Agricultura comunitarios, que en este momento de la discusión de la OMC hay una "atención extrema" sobre las tratativas acerca de los mercados industriales.

En la Ronda de Doha, la UE y EEUU quieren incrementar el acceso a los mercados industriales, mientras que los países emergentes reclaman que ambas potencias cedan en agricultura, tanto en los subsidios como en el recorte de aranceles.

"Reafirmamos de manera ofensiva y sin complejos nuestra posición", ha declarado la presidenta de turno del Consejo de ministros de la UE.

Respecto a los últimos movimientos en la reunión de Ginebra, en concreto la oferta presentada por EEUU para reducir sus subsidios agrícolas hasta situarlos en 15.000 millones de dólares anuales, Idrac dijo que se trata de un "paso" de última hora para acercarse a lo que la UE "hace desde hace años".

La oferta europea para esta negociación en agricultura consiste en permitir una reducción de aranceles agrícolas del 54 o el 60 por ciento, según los tipos de cálculo, en suprimir sus ayudas a la exportación, entre otras cesiones.

Respecto a los intereses "ofensivos" de la Unión, la representante francesa resaltó el interés en la apertura de mercados industriales y de servicios, aunque este último sector no es prioritario en la reunión de esta semana.

Idrac especificó, entre los puntos en los que la UE discrepa con los países emergentes -como Brasil o India- la llamada "cláusula anticoncentración", que evitaría que los emergentes pudieran salvar completamente un sector específico de los cortes de tarifas acordados, algo que los emergentes rechazan.

Este aspecto es preocupante para algunas industrias europeas, como la de automóviles: "queremos una cláusula verdadera, no un tigre de papel", puntualizó.

Más noticias de Política y Sociedad