Público
Público

Ultimátum a los controladores para que cedan sueldo y poder

Indignación en los técnicos militares, que ganan hasta 30 veces menos

S. R. ARENES / A. MARTÍN VIDAL

Los sueldos de escándalo de los 2.400 controladores, cuya élite cobra hasta 900.000 euros al año, menguarán. El gestor de aeropuertos, Aena, dependiente del Ministerio de Fomento, ha lanzado un ultimátum al sindicato de este colectivo, Usca. Le ha emplazado a la "última ronda de negociación" del convenio colectivo, según fuentes de Aena.

El ministro de Fomento, José Blanco, metió presión en las negociaciones al desvelar sus sueldos y culparles de las pérdidas de 304 millones de los aeropuertos en 2009 por los costes de navegación aérea. El 70% de estos costes lo determinan los salarios de los controladores, que de media suben a 340.000 euros al año.

El aeropuerto rentable de Murcia y otros siete los llevan los militares

Ahora, las conversaciones, retomadas el lunes, seguirán hasta que haya un acuerdo.

Usca se ha tomado muy mal la advertencia del ministro, que calificó como una "campaña de desprestigio público y manipulación" que pone "en peligro, incluso la integridad física de estos profesionales" por la "presión" que soportan.

El sindicato cederá en el recorte de retribución, pero no en perder poder en la organización del trabajo, desde la formación hasta la decisión de cerrar una pista.

Los controladores, por convenio, pued vetar que les suplan otros técnicos

Mientras, hay malestar en los 250 controladores militares en activo, que cobran, como mucho, 28.000 euros al año, hasta 30 veces menos que uno civil. "Cada día son más indignantes las condiciones", señala Emilio Deza, presidente de la asociación profesional, Sodecta. "Desearía que el Ministerio de Defensa tuviera la misma determinación que el de Fomento para arreglar el problema de los controladores", añade. Son los militares los que controlan el tráfico comercial en ocho aeropuertos de Aena, entre ellos, el de Murcia, uno de los pocos rentables.

Para abaratar costes, Fomento quiere sustituir a los controladores civiles por técnicos del sistema AFIS (Servicio de Información de Vuelo de Aeródromos, por sus siglas en inglés) en 12 aeropuertos pequeños. Pero no puede porque el convenio de los controladores les permite vetarlos. "Están menos cualificados y dan información básica al piloto para aterrizar o despegar, como presión o dirección del viento", explican fuentes del sector. Su licencia aún no está regulada. Fomento asegura que no se usarán donde se resienta la seguridad.

Más noticias