Público
Público

Uruguay defiende en la Expo su modelo público de gestión de aguas

EFE

Uruguay celebra hoy su Día Nacional en la Exposición Internacional de Zaragoza, donde su vicepresidente, Rodolfo Nin Novoa, ha defendido el modelo público de gestión de aguas del país y ha advertido de que ponerle precio a este recurso es lo mismo que "poner precio a la vida".

En su intervención en el Palacio de Congresos de la Expo, Nin Novoa ha subrayado que el agua es "vida" así como el "primer alimento", y ha señalado que, a pesar de su valor estratégico, debería ser apreciada como un derecho humano.

El vicepresidente uruguayo ha dicho que es un honor para su país participar en una Expo como esta, que tiene la virtud de concitar discusiones y reflexiones de un tema "capital" como el agua.

Ha explicado que la Constitución uruguaya incorporó en 2004 una norma que establece que el abastecimiento y saneamiento de aguas debe ser gestionado directa y exclusivamente por el Estado, dando lugar a un modelo que ha conseguido que el 99 por ciento de la población disponga de agua y el 95 por ciento de redes de saneamiento.

Además, ha indicado que su Gobierno proyecta crear una Comisión Nacional del Agua que vele por las cuencas hidrográficas, punto en el que, ha asegurado, pueden aprender mucho del ejemplo español.

Nin Novoa ha añadido que en el quinquenio 2005-2010 confían fortalecer la empresa pública de gestión de aguas para hacerla cada vez más eficaz y eficiente.

También ha reafirmado el compromiso de su país con la solidaridad y ha recordado que, en caso de catástrofes naturales en América Latina, Uruguay siempre está dispuesto a enviar potabilizadoras portátiles con el fin de colaborar con los afectados.

El vicepresidente uruguayo ha reflexionado sobre el derecho del ser humano a transformar el mundo y ha concluido que debe hacerlo "con limitaciones" porque no todos los elementos son recursos y mercancías.

Así, ha lamentado que desaparezcan especies animales y vegetales, se agoten los recursos naturales y se degrade el medio ambiente y ha reclamado un compromiso "irrenunciable" de toda la humanidad con el propósito de conservar el entorno para las futuras generaciones.

Nin Novoa ha sido recibido en la Expo por el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, quien en su discurso ha ensalzado el agua como un elemento esencial para crear y conservar la vida.

Además, ha sostenido que deben erradicarse las desigualdades en el acceso a los recursos naturales, como el agua, para garantizar la dignidad de los pueblos.

Corbacho ha agradecido a Uruguay que hace setenta años acogiera como "hijos suyos" a los españoles que huían de un país castigado por la guerra y la destrucción física y moral, al igual que a tantos otros que anteriormente emprendieron la "aventura transoceánica".

Tras destacar que Uruguay fue durante mucho tiempo para España un referente de modernidad en la lucha por la dignidad humana, ha valorado que los dos países hayan alcanzado el discurso social, político, económico y moral que "siempre" habían reclamado sus pueblos.

Corbacho ha hablado también del esfuerzo histórico de los habitantes de Zaragoza por dominar el curso del Ebro y ha afirmado que la Expo recompensa de algún modo esa tradición.

En este sentido ha dicho que la muestra obliga a proteger lo que es de todos y a poner en valor el potencial que Zaragoza tiene en sus manos.

Más noticias de Política y Sociedad