Público
Público

Varios atentados en Pakistán causan 24 muertos

Reuters

Extremistas lanzaron el jueves una serie de ataques contra la policía paquistaní en Lahore y en el conflictivo noroeste del país, causando 24 muertos tras una semana de violencia que se ha cobrado la vida de más de 100 personas.

Las incursiones en Lahore, ciudad ubicada cerca de la frontera con India, y un ataque con coche bomba en la localidad noroccidental de Kohat ocurren antes de una inminente ofensiva militar contra los talibanes en su bastión de Waziristán Sur, en la frontera con Afganistán.

La violencia, que se produce días después de un osado ataque contra los cuarteles centrales del Ejército en Rawalpindi, enfatiza el riesgo que suponen los milicianos para Punjab, la provincia de mayor importancia económica de Pakistán y sede tradicional del poder nacional.

"Hubo ataques en tres lugares", dijo Sajjad Bhutta, responsable de la administración de Lahore, a la cadena Dawn television.

Siete personas murieron cuando unos hombres armados atacaron los cuarteles regionales de la Agencia de Investigación Federal de la policía en Lahore.

Uno de los muertos era un militante y al menos cuatro eran oficiales de la policía, dijo la fuerza, agregando que ya no quedaban atacantes en el edificio.

Un suicida con un coche bomba atacó el mismo recinto de Lahore en marzo del año pasado, causando la muerte de 21 personas.

Hombres armados también atacaron dos centros de entrenamiento policial en Lahore, uno de ellos un recinto que ya había sido atacado este año y el otro una academia policial.

Seis policías y cuatro hombres armados murieron en el centro de entrenamiento de Manawa, dijo el jefe de policía de la ciudad, Pervez Rathore. Tres de los atacantes vestidos de negro, se inmolaron detonando explosivos, indicó Rathore.

Dos policías murieron en la academia y tras un intercambio de disparos las fuerzas de seguridad pusieron fin a la situación. La policía dijo que habían informaciones que apuntaban que había tres mujeres entre los atacantes.

Poco antes de los ataques en Lahore, un suicida en un coche bomba detonó sus explosivos frente a una comisaría de policía en Kohat, causando 10 muertos, dijeron la policía y responsables militares.

El Gobierno paquistaní ha dicho que es inminente una ofensiva terrestre contra una fuerza de 10.000 combatientes talibanes en Waziristán Sur.

El Gobierno ha dicho que la mayoría de los ataques en el país son organizados en Waziristán Sur y los ejecutan los talibanes, a menudo con la ayuda de grupos extremistas aliados con base en la provincia de Punyab.

Los talibanes reivindicaron la autoría de los ataques recientes, incluyendo el asalto contra los cuarteles del Ejército en Rawalpindi, y prometieron más en represalia por la muerte de su líder, Baitulah Mehsud, en un ataque estadounidense con misiles en agosto.

Más noticias de Política y Sociedad