Público
Público

De la Vega apoya el establecimiento de cuotas para que la mujer participe en la solución de conflictos

EFE

La vicepresidenta primera del Gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, ha defendido hoy la idea de recurrir a cuotas, acciones vinculantes y compromisos legales, con el fin de que las mujeres puedan participar a todos los niveles -civil y militar- en los procesos de paz y la solución de conflictos.

En una conferencia internacional en la que compartió la tribuna con el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, y la ex secretaria de Estado de Estados Unidos Madeleine Albright, la vicepresidenta española ha urgido a las organizaciones internacionales a contraer "compromisos vinculantes" en lo que se refiere al papel y la participación de la mujer.

"No podemos seguir esperando otros diez años", ha dicho De la Vega, en referencia a la resolución 1.325 de las Naciones Unidas que hace una década instó, por primera vez, a todos los gobiernos a proteger a las mujeres y a aumentar su papel en la prevención, gestión y solución de conflictos armados.

"Hay que adquirir compromisos vinculantes, las organizaciones internacionales tienen que hacerlo igual; no podemos estar sólo utilizando la palabra, sino que esa palabra tiene que transformarse en realidad", ha afirmado durante el debate.

La vicepresidenta de la Comisión Europea, Margot Wallström, una de las promotoras de la conferencia y moderadora del encuentro en el que han participado varios centenares de políticos, diplomáticos, representantes de organismos internacionales y ONG, había preguntado si apoyaban la idea de introducir cuotas para la mujer.

"No va a haber paz ni seguridad sin contar con las mujeres, y para que las mujeres participen de verdad, hay que estar obligado y hacer el esfuerzo de buscar", ha respondido De la Vega.

"No es imposible, porque hay países donde lo hemos hecho, estamos (en España) transformando nuestras Fuerzas Armadas y hoy hay una participación de las mujeres mucho más importante que antes, mediante acciones positivas, mediante acciones vinculantes, mediante compromisos legales", ha subrayado la vicepresidenta española.

"Hay que hacerlo a nivel de países y de organizaciones y, desde luego, tenemos que trabajar con las mujeres, con el movimiento de mujeres; hay que darles la palabra y el espacio para que actúen, acompañándolas con formación y dándoles los instrumentos. Así conseguiremos avanzar en la paz, si no, dentro de diez años estaremos en la misma situación", ha añadido.

Wallström había elogiado como un "símbolo para Europa" la fotografía de la ministra española de Defensa, Carme Chacón, pasando revista a las tropas embarazada de ocho meses.

Por su parte, Rasmussen ha respaldado la sugerencia de fijar "objetivos" para la participación de la mujer a todos los niveles, de la misma manera que los ejércitos fijan objetivos para otras "capacidades" militares, pero ha considerado que imponer una cuota en la OTAN "no sería realista" dadas las "diferentes tradiciones nacionales de las que partimos".

En su discurso introductorio, De la Vega ha reclamado para la mujer un papel activo en la búsqueda de la paz y la seguridad mundiales, por encima de su imagen de víctima silenciosa.

"Las mujeres -ha dicho- somos la mitad de la población de nuestro planeta, pero cuando vemos las víctimas de los conflictos, vemos sobre todo rostros de mujer, mujeres que no empuñan las armas, pero que sí forman parte de las dramáticas filas de desplazados, y que sufren la violencia de los abusos sexuales o los trabajos forzados".

Pero, "más allá de la crudeza de las cifras reducir a las mujeres al papel pasivo de víctimas sería un error y una injusticia, sería conceder además una última victoria a los violentos, porque las mujeres son mucho más que eso", ha añadido.

En las zonas de conflicto, según De la Vega, "son muchas las luchas que no se libran con fusiles, luchas nobles, luchas de esperanza, y en esas luchas las mujeres de un modo casi invisible ocupan siempre la primera línea".

"Es necesario contar con más mujeres en los procesos de paz, en los organismos internacionales, en los espacios en los que se toman decisiones, en las negociaciones para poner fin a la violencia, y en los procesos de reconstrucción nacional", ha enfatizado De la Vega, quien ha prometido que la presidencia de turno española de la UE trabajará este semestre por avanzar en esos objetivos.

Más noticias de Política y Sociedad