Público
Público

Veinte muertos al estrellarse un avión militar fabricado por CASA

EFE

Veinte militares polacos perecieron al estrellarse anoche el avión de transporte en el que viajaban, un aparato fabricado por la empresa española CASA, cuando se disponía a aterrizar en el aeródromo de Miroslawiec (oeste del país), según anunciaron hoy las autoridades locales.

El primer ministro polaco, Donald Tusk, se trasladó hoy al lugar del accidente donde se informó de la cifra final de víctimas, después de que durante las horas que siguieron al accidente el Ministerio de Defensa guardase un mutismo absoluto.

"Hemos querido informar en primer lugar a las familias de los militares y después hacer público el número e identidad de los pasajeros del avión, por eso hemos retrasado el comunicado oficial", justificó Tusk desde Miroslawiec el retraso informativo.

El aparato, un modelo C295M de CASA que volaba desde Varsovia, se precipitó desde unos cien metros de altura a un terreno boscoso adyacente a la pista de aterrizaje y provocó una explosión que lo envolvió todo en llamas.

En el avión iban cuatro miembros de la tripulación y dieciséis, todos ellos oficiales del ejército, que regresaba de una conferencia militar que tuvo lugar ayer en la capital polaca.

Entre los fallecidos se encuentra el general de brigada Andrzej Andrzejewski, uno de los altos mandos de la fuerza aérea de Polonia.

El C295M es el único avión de transporte que posee la fuerza aérea polaca y es el utilizado para trasladar tropas y material a las bases que Polonia mantiene en Afganistán e Irak.

El Ministerio de Defensa confirmó que el aparato estaba en buenas condiciones y había sido revisado previamente, mientras que los expertos militares calificaron al C295M como "el avión más seguro del ejército del aire polaco", por lo que todo apunta a que el accidente podría deberse a un error del piloto y a las condiciones atmosféricas, ya que había viento y lluvia.

Recientemente el diario "Rczespospolita" desveló que la gendarmería militar polaca investiga la compra de Polonia en 2001 de estos aviones fabricados por CASA, ya que podría haberse incumplido el compromiso de crear en este país un centro de reparación para estos aparatos, ya que en caso de avería tienen que llevarse a España.

Actualmente, indicó "Rzeczpospolita", cuatro de estos aviones están en tierra por problemas técnicos, generalmente provocados por el intenso uso al que son sometidos, lo que hace imprescindible que se cuente con un centro de reparación en Polonia, tal y como parece que se acordó en 2001. EFE

Más noticias de Política y Sociedad