Público
Público

Veintiocho periodistas asesinados en el mundo en los últimos seis meses

EFE

Veintiocho periodistas han sido asesinados en el mundo desde el pasado noviembre, nueve de ellos en Irak, que sigue siendo el país "más mortífero" para esta profesión, indica la Asociación Mundial de Periódicos (WAN) en su informe semestral sobre la libertad de prensa difundido hoy.

"La libertad de prensa está gravemente amenazada", en particular por las "bandas y los funcionarios corruptos en Latinoamérica, los regímenes autocráticos en Oriente Medio, los conflictos en África, los gobiernos hostiles en Asia, y las amenazas de muertes y persecución judicial en Asia Central y Europa", afirma el documento.

El informe fue difundido en vísperas del Congreso Mundial de Periódicos y del Foro Mundial de Editores en Göteborg (Suecia).

En América Latina, que "se distingue por una falta total de respeto hacia los periodistas", cuatro fueron asesinados (en Brasil, Bolivia, Honduras y médico) y otros muchos fueron "atacados, amenazados y hostigados" en los últimos seis meses.

En Oriente Medio y África del norte (9 periodistas asesinados en (Irak y uno en los territorios palestinos), ha habido "numerosos retrocesos" en la libertad de prensa, debido sobre todo a "regímenes autocráticos" que silencian las opiniones independientes.

En toda la región, agrega el informe, los bloggers protagonizan una luchan sin descanso para difundir las informaciones descuidadas o censuradas por los medios de comunicación gubernamentales.

En el África subsahariana (un periodista fue asesinado en Somalia), la cobertura mediática de las rebeliones y zonas de conflicto es "cada vez más peligrosa", al no dudar los Gobiernos en recurrir a acusaciones de sedición o de atentado a la seguridad para "intimidar" a los medios independientes o de la oposición.

El mero hecho de contestar o criticar al presidente, miembros del gobierno o del ejército también lleva a numerosos periodistas africanos a la cárcel, deplora la WAN, al señalar que las elecciones han exacerbado las tensiones y hecho aún más "difícil y arriesgado" el ejercicio de un periodismo preciso y adecuado.

En Asia, 11 periodistas fueron asesinados en los últimos seis meses: uno en Afganistán, la India, Nepal y Filipinas, tres en Sri Lanka y cuatro en Pakistán, según el informe.

En toda Asia, denuncia, los medios de comunicación independientes siguen confrontados a una serie de obstáculos y, sobre todo, son víctimas de "gobiernos hostiles y conflictos internos".

En Afganistán y Pakistán, los periodistas siguen luchando por la libertad de expresión, mientras que "las dictaduras" de Birmania, Corea del Norte y Laos no dejan que ningún medio independiente opere dentro de sus fronteras.

La proximidad de los Juegos Olímpicos de Pekín ha desatado un debate internacional sobre la libertad de expresión en China, "intensificado por la prohibición" a los periodistas de cubrir las manifestaciones en el Tíbet el pasado marzo.

China no sólo ha incumplido los compromisos suscritos para acoger los JJOO, sino que además "sigue arrestando y condenando" a los periodistas a largas penas de prisión, señala el informe.

Mientras, en varios países de Europa y en Asia central la libertad de prensa es atacada de forma "sutil o manifiesta".

En Dinamarca, el autor de caricaturas de Mahoma quedó bajo la protección de los servicios secretos daneses tras descubrirse un complot para matarlo, mientras en Francia un periodista pasó una noche bajo arresto para que revelara las fuentes de un artículo.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, acusó a varios medios de parcialidad y demandó a una revista (luego retiró la denuncia) por publicar que en vísperas de su matrimonio con Carla Bruni había propuesto a su ex mujer anular la boda si volvía a su lado.

En Italia, crecen las amenazas a los periodistas que escriben sobre la mafia.

Más noticias de Política y Sociedad