Público
Público

La venta de casas en mínimos tras caer un 17 por ciento en 2011, según los registradores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La venta de viviendas marcó un nuevo mínimo histórico en 2011 al cerrar el ejercicio con 370.204 operaciones, una cifra que representa un descenso del 17 % con respecto a la registrada un año antes, según la estadística del Colegio de Registradores de la Propiedad difundida hoy.

La reducción del IVA y las desgravaciones de IRPF para la compra de vivienda no han incentivado la demanda de vivienda, que mantiene su tendencia a la baja como consecuencia de la difícil situación económica, las limitaciones del crédito hipotecario y el elevado nivel de desempleo, señala el Colegio de Registradores.

El pasado año, tanto la vivienda usada como la nueva alcanzaron también el menor número de compraventas de toda la serie histórica, que comenzó a elaborarse en 2007.

Así, la compraventa de vivienda nueva cayó un 19 % hasta las 184.530 operaciones, en tanto que la usada lo hizo un 15 % hasta las 185.674 transacciones, lo que pone de manifiesto la actual debilidad del mercado inmobiliario.

El mínimo del pasado año se produce después de que la compraventa de viviendas cayese un 4,5 % en el cuarto trimestre y contabilizase 75.649 operaciones, 9.203 menos que en el trimestre precedente.

En el conjunto de 2011 se produjeron descensos de compraventas en la práctica totalidad de las provincias.

Las mayores caídas se registraron en Ciudad Real (39,6 %), Albacete (38,6 %), Soria (32 %), Teruel (30,1 %), La Coruña (29,5 %), Zaragoza (28,8 %), Orense (27 %), Álava (26,7 %) y Cuenca (25,4 %).

Por su parte, los mayores resultados se alcanzaron en Madrid (53.048), Barcelona (31.687), Alicante (22.124), Málaga (19.695), Valencia (19.675), Sevilla (13.655) y Murcia (12.417).

Tal y como viene ocurriendo durante los últimos trimestres, las provincias costeras de mayor atractivo turístico ya no se encuentran entre las que presentan un mayor grado de ajuste, a diferencia de lo que ocurrió durante los primeros años de la crisis.

De hecho, estas regiones han experimentado mejorías fundamentalmente gracias a la reducción de los precios, que ha reactivado la demanda.

En 2011 el endeudamiento hipotecario por vivienda descendió un 3,8 % con respecto al año precedente.

Los bancos fueron el colectivo con mayor ajuste (6,32 %) como consecuencia de la reconversión del sistema financiero.

Para los próximos meses el Colegio de Registradores prevé que el endeudamiento hipotecario siga descendiendo por las caídas de los precios de la vivienda, mientras que los tipos de interés seguirán subiendo a pesar de las reducciones del euribor mientras no se frene el deterioro económico.

Más noticias en Política y Sociedad