Público
Público

Las ventas de coches caen un 22% pese a las ayudas del Gobierno

El pasado mes se matricularon 44.873 vehículos. La patronal del sector asegura que los efectos del plan PIVE se notarán a partir del mes de noviembre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El mercado automovilístico en España sigue sumido en la crisis. Los últimos datos aportados por las asociaciones de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam) certifican que el sector sigue de capa caída y que ni siquiera las recientes ayudas del Gobierno —el plan PIVE— parecen capaces de reanimar un mercado en franco retroceso: durante el pasado mes de octubre se matricularon 44.873 coches, lo que supone un retroceso del 21,7% respecto al mismo mes de 2011.

En los diez primeros meses del año, las ventas de turismos y todoterrenos sumaron 600.237 unidades, lo que se traduce en una disminución del 11,9% en comparación con el mismo período del ejercicio precedente.

Sin embargo, en un panorama tan sombrío se atisba una pequeña luz: el Plan PIVE de ayudas a la compra, que empezó a funcionar de forma efectiva el pasado 16 de octubre, ha generado más de mil reservas de coches cada día, con un total de 11.000 reservas en los ocho días hábiles contabilizados hasta la fecha.

Las ventas de coches cayeron en octubre en todos los segmentos y en todas las comunidades autónomas, salvo en Canarias

Las organizaciones del sector explican que estas reservas se traducirán en ventas durante noviembre y diciembre. Además, el Plan PIVE ha generado 200.000 visitas a los concesionarios en octubre y un total de 36.000 pedidos, un 70% más que en septiembre.

En este sentido, Anfac, Faconauto y Ganvam recuerdan que la operativa del PIVE no se puso en marcha hasta bien avanzado octubre, por lo que insisten en que los datos positivos tendrán su reflejo en las cifras de matriculaciones de los próximos meses, pues hasta el momento no ha dado tiempo a que las operaciones se trasladen a los datos de mercado.

La responsable económica de Anfac, Aránzazu Mur, pronosticó que gracias al Plan PIVE, que cuenta con presupuesto de 75 millones de euros para 75.000 operaciones, en los próximos meses la tendencia del mercado cambiará 'hacia volúmenes algo más razonables que los actuales'. 'El Plan PIVE es un soplo de aire fresco para el mercado', añadió, para asegurar a continuación que la dotación se agotará antes de lo previsto.

Por su parte, el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, sostiene que el Plan PIVE está actuando como incentivo 'psicológico', con lo que estima que el mercado cerrará 2012 por encima de las 700.000 unidades.

El nuevo presidente de Faconauto, Jaume Roura, indicó que la situación de los concesionarios ha cambiado a mejor, al tiempo que insistió en que el PIVE necesita tiempo para su asimilación tanto por los puntos de venta como por los compradores.

Con todo, las ventas de coches a particulares bajaron un 22% en octubre, con 24.344 unidades, lo que sitúa el descenso acumulado en los diez primeros meses de 2012 en el 12%, con 280.687 unidades. Las compras por parte de empresas retrocedieron un 26,4% en octubre (17.401 unidades) y un 16,8% en lo que va de año (191.478 unidades).

En cambio, las ventas a empresas de alquiler subieron un 28,9% en octubre, con 3.128 unidades, aunque entre los pasados meses de enero y octubre bajan un 3,1%, con 128.072 unidades matriculadas.

Las ventas de coches cayeron en octubre en todos los segmentos y en todas las comunidades autónomas, salvo en Canarias, donde crecieron un 3% por el impulso del sector del alquiler. El 68,9% de los coches comerciaizados en octubre eran diésel, frente al 29,7% de gasolina y el 1,5% para híbridos y eléctricos.

Más noticias en Política y Sociedad