Público
Público

La víctima de un violador premiado con la lotería podrá pedir una indemnización

EFE

La víctima de un violador premiado mientras cumplía condena por ese delito con siete millones de libras de la lotería británica tiene derecho a solicitar una indemnización de su agresor, dictaminó hoy la Cámara de los Lores en un dictamen único.

Los jueces lores de la máxima instancia judicial británica establecieron que la víctima, una maestra retirada que responde a la inicial "A", puede pedir una compensación a pesar de que el periodo límite para solicitarla, de seis años, ya ha expirado.

El agresor, Iorworth Hoare, calificado por la prensa como "el violador de la lotería" y con antecedentes de violación, no tenía dinero cuando fue condenado a cadena perpetua por el tribunal de Leeds (centro de Inglaterra) en mayo de 1989 por el ataque a "A".

En agosto del 2004, Hoare, de 53 años, ganó siete millones de libras (unos 9,2 millones de euros) en un bote de la lotería tras comprar un billete durante una jornada con permiso de salida y poco antes de ser puesto en libertad condicional.

El dictamen de hoy de la máxima instancia judicial británica crea un precedente puesto que otras víctimas de abusos sexuales podrán demandar a sus agresores o las autoridades locales, si es que estaban bajo el cuidado de éstas en el momento del ataque.

Hasta ahora, las víctimas no podían pedir compensación una vez transcurridos seis años desde el ataque o, en los casos de abusos de menores, no más de seis años después de que la víctima cumpliera los 18 años, según la legislación británica.

"A", cuyo nombre no puede ser divulgado por razones legales, tenía 59 años cuando fue atacada en Leeds en 1988.

En un nota divulgada hoy, "A" dijo: "Estoy encantada y aliviada de haber conseguido un cambio en la legislación que permitirá a otros en el futuro tener esperanza de conseguir Justicia".

"Fue esto, más que un beneficio financiero, lo que me llevó a empezar este proceso hace dos años", agregó.

Hoare vive actualmente en una casa valorada en 700.000 libras (unos 924.000 euros) en Ponteland (norte de Inglaterra), que compró tras ser uno de los tres ganadores de un bote de la lotería de 21 millones de libras, que se jugó el 7 de agosto de 2004.

Más noticias de Política y Sociedad