Público
Público

Villepin, absuelto en el caso de calumnias contra Sarkozy

Reuters

El ex primer ministro francés Dominique de Villepin fue absuelto el jueves del caso de conspiración para difamar a Nicolas Sarkozy y sabotear su campaña para convertirse en presidente en el 2007.

El veredicto del llamado "caso Clearstream" supone un duro golpe para Sarkozy, que no ocultó su enemistad hacia el aristócrata Villepin cuando ambos estaban en el Gobierno del ex presidente Jacques Chirac.

Villepin, que se convirtió en primer ministro en el 2005 tras pasar por los ministerios de Relaciones Exteriores y del Interior, había sido acusado de utilizar documentos falsos para vincular a Sarkozy con una investigación de corrupción cuando ambos se posicionaban para suceder a Chirac.

El político siempre negó los cargos y dijo reiteradamente que era víctima de una venganza por parte de Sarkozy, que llegó al poder de una manera triunfal en las elecciones del 2007.

El tribunal encontró culpables a tres de los coacusados con Villepin.

El juez dijo que Jean-Louis Gergorin, un ex alto ejecutivo del grupo aeroespacial EADS, vinculado a servicios de inteligencia, e Imad Lahoud, especialista en ordenadores, fueron los principales arquitectos del caso que arrastró a algunos de los más importantes políticos y empresarios franceses.

Ambos fueron encontrados culpables de las principales acusaciones de calumnia y uso de documentos falsos.

Florian Bourges, ex auditor de Arthur Andersen quien obtuvo los documentos originales, fue encontrado culpable de robo y abuso de confianza, pero el periodista Denis Robert, a quien entregó los documentos y quien más tarde se los mostró a Lahoud, fue absuelto.

El veredicto fue un triunfo personal para Villepin, que había sido acusado de ser decisivo en un complot para perjudicar a Sarkozy.

Un juez dijo en un fallo leído ante el tribunal que no había pruebas claras de que Villepin hubiera intentando desacreditar a Sarkozy.

Más noticias de Política y Sociedad