Público
Público

Las violaciones en Afganistán son un grave problema, dice la ONU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La violación en Afganistán es un delito oculto que pocas veces se denuncia y representa un problema de "profundas proporciones", dijeron el lunes las Naciones Unidas.

Norah Niland, representante de derechos humanos de la ONU en Afganistán, dijo que la investigación de campo realizada a finales del año pasado y principios de este demostró que la violación es un delito que afecta a todas las regiones, comunidades y grupos sociales del país.

"Mujeres y niñas están en riesgo de ser violadas en sus casas, en sus pueblos y en complejos de detención", resaltó Niland en una conferencia de prensa en Kabul dentro de una campaña de 16 días contra la violencia de género.

"Es un problema de derechos humanos de profundas proporciones", agregó.

Niland dijo que los sentimientos de vergüenza exacerban el problema y a menudo se adjudican a la víctima en vez de al agresor.

La violación ocurre dentro de la familia y más allá y las víctimas suelen ser acusadas de cometer adulterio, explicó.

Durante la guerra civil afgana a principios de los años 90, la violación y la violencia sexual hacia las mujeres eran un problema generalizado. Los integristas talibanes en un principio obtuvieron apoyo debido a su dura posición frente al delito.

Los derechos de las mujeres mejoraron notablemente desde el derrocamiento del estricto régimen talibán en 2001, que prohibía a las mujeres trabajar, asistir al colegio o salir de sus casas sin un pariente masculino.

Sin embargo, Afganistán sigue siendo una sociedad musulmana profundamente conservadora, sobre todo en las remotas áreas rurales donde las leyes culturales y tribales a menudo reemplazan las leyes civiles.

"Es también un problema porque hay muy pocas posibilidades de hacer justicia, no hay una disposición explícita en el código penal afgano de 1976 que condene la violación", destacó Niland.

La ONU ha recomendado que la legislación para eliminar la violencia contra la mujer haga una "referencia explícita a la violación" y declare al Gobierno responsable de combatir el delito.

Niland también puntualizó la creciente tendencia de violencia contra las mujeres en la vida pública, diciendo que es un indicador de que el papel de la mujer en el proceso de toma de decisiones no es valorado o totalmente reconocido en la sociedad afgana.

"La democracia y la paz en Afganistán dependen de la eliminación de la violencia y de la plena participación de la mujer, y de los hombres por supuesto, en el proceso de toma de decisiones que afecta sus vidas y el futuro de la nación", dijo Niland.

Más noticias en Política y Sociedad