Público
Público

Una votación histórica para Palestina

La ONU decide este jueves si otorgar a los territorios ocupados por Israel el estatus de Estado observador. EEUU deja claro que se opondrá a la propuesta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ya está todo preparado para la votación de este jueves en la Asamblea General de la ONU para reconocer a Palestina como 'Estado observador no miembro'. El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, aprovechó la víspera de este día histórico para reunirse en Nueva York con una delegación estadounidense enviada por el presidente, Barack Obama, encabezada por el 'número dos' del Departamento de Estado, Bill Burns, y el enviado especial de EEUU para la paz en Oriente Medio, David Hale.

La Casa Blanca dejó claro en el encuentro la negativa de la Administración Obama a apoyar la petición de Abás en la Asamblea General, para decirle que si sigue adelante puede 'complicar más' el ambiente en la región y para pedirle que 'reconsidere' su postura. 'Nadie debería estar bajo la ilusión de que esta resolución va a producir los resultados que los palestinos dicen buscar, principalmente tener su propio estado, y vivir en paz con Israel', advirtió hoy en Washington la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland.

Al margen de su encuentro con la delegación estadounidense, Abás tenía previsto reunirse a última hora con el secretario general de la ONU para discutir la propuesta, que cuenta ya con más de medio centenar de países copatrocinadores y el apoyo favorable de al menos 140 de los 193 Estados miembros, según las autoridades palestinas.

La resolución tiene el respaldo de algunos países de la Unión Europea, con Francia y España a la cabeza

La resolución tiene el respaldo de algunos países de la Unión Europea, con Francia y España a la cabeza, de la práctica totalidad de América Latina, y otro actores internacionales clave como China o Rusia, mientras EEUU ya ha dicho que se opone, Reino Unido que se abstendrá y Alemania no ha hecho público aún su voto. En todo caso, se da casi por descontado que saldrá adelante ya que no necesita pasar por el Consejo de Seguridad y sólo requiere del voto mayoritario en la Asamblea, algo que no ocurrió el año pasado cuando su petición para ser reconocido como Estado miembro de pleno derecho fue bloqueada por Estados Unidos.

Mientras, Israel acepta a regañadientes que tiene la batalla perdida y considera esta nueva solicitud una 'mala idea' que bloqueará el conflicto en la región porque, a su juicio, supone una 'flagrante violación de los Acuerdos de Oslo' que dieron vida a la Autoridad Nacional Palestina. De hecho, Israel ha dicho ya que se reserva el derecho de tomar 'algunos pasos unilaterales' y la magnitud de su respuesta dependerá en gran medida de lo que haga Abás, desde el ala dura del gabinete que aboga por 'hacer que la ANP se colapse' hasta el sector más moderado que apuesta por represalias de carácter económico.

De confirmarse el nuevo estatus, Palestina tendría acceso a varias agencias del sistema de Naciones Unidas, como ya ocurrió el año pasado con la Unesco, y a tribunales internacionales como la Corte Penal Internacional (CPI). 'No queremos prolongar este conflicto, queremos acabar con esta tragedia, pero no somos tontos ni estúpidos. Si no se mueven en la misma dirección (...) tendremos que considerar todas las opciones', advirtió ese martes el representante palestino ante la ONU.

Una de esas opciones es llevar a Israel ante la CPI por el caso del posible envenenamiento de Yaser Arafat, según anunciaron esta misma semana los responsables de la comisión de la ANP encargada de investigar las circunstancias de su muerte. Los restos del histórico líder palestino fueron exhumados el martes para que un equipo de expertos suizos y franceses pueda determinar las causas de su muerte a partir de los resultados de unos análisis que no se conocerán 'antes de tres meses'. La votación de este jueves es el cuarto intento de las autoridades palestinas por lograr un mayor respaldo internacional desde que Naciones Unidas reconoció el derecho a la autodeterminación del pueblo palestino, en 1974.

Más noticias en Política y Sociedad