Público
Público

Vuelve a Reino Unido el británico que denunció torturas de EEUU en Marruecos

Binyam Mohamed llevaba siete años retenido acusado de pertenecer a Al Qaeda. Cuatro de ellos los pasó en Guantánamo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Binyam Mohamed volverá al Reino Unido después de pasar siete años retenido por Estados Unidos, acusado de colaborar con Al Qaeda. El ciudadano etíope con pasaporte británico fue detenido en 2002 en Pakistán y saltó a los medios por denunciar torturas en una cárcel de Marruecos.

Reino Unido investigó el tema y dos jueces británicos tuvieron que ocultar las evidencias de esas torturas por miedo a las amenazas de Estados Unidos de romper todos los acuerdos antiterroristas con el gobierno de Gordon Brown. 

La noticia de su liberación la daba esta mañana The Times, que adelanta que los abogados de Mohamed podrían publicar las fotografías que demuestren las torturas. De la cárcel de Marruecos, Mohamed pasó a Guantánamo en 2004 acusado de formar parte de una célula terrorista entrenada en Afganistán y preparada para atentar con armas químicas en occidente. Después se retiraron todos los cargos cuando el preso dijo que había confesado su pertencia a Al Qaeda por las torturas que sufrió en Marruecos.

El diario trató de confirmar la noticia con la embajada estadounidense en Londres, que rechazó hacer comentarios sobre el tema además de advertir que a partir de ahora no se hablará sobre los liberados de Guantánamo por cuestiones de seguridad.

La crisis institucional que desató el caso Mohamed puso contra las cuerdas al ejecutivo británico. Los jueces se negaron a publicar las evidencias de las torturas tras estudiar un informe del ministro de Exteriores, David Miliband, quien destacaba que en el caso de llevarlas a los medios, Estados Unidos tomaría represalias como el fin de las relaciones de inteligencia con el Reino Unido.

Gordon Brown tuvo que negar tales amenazas ante la insistencia de la oposición de investigar el caso. El portavoz Tory en el Parlamento, David Davis, acusó en su momento a Brown de colaborar con las torturas ocultando las pruebas y de permitir que EEUU coaccionase al Tribunal Supremo del Reino Unido.

Más noticias en Política y Sociedad