Público
Público

"Ya tenemos 300 millones para la red de teatros SGAE"

Director de ARTeria. SGAE le ha dado el timón de su proyecto más ambicioso, la red de multiespacios culturales formada por doce edificios

ANA TUDELA

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) lleva desde 2003 inmersa en la creación de una red de teatros a los que no le gusta llamar teatros. Son, aseguran en la casa, mucho más: edificios históricos y de nueva planta en España y América Latina para poner en contacto la cultura de ambos lados del Océano. Semanas catalanas en Bilbao, de Galicia en Buenos Aires, giras de cultura colombiana o mexicana son ejemplos de lo que quieren hacer con su red de butacas, a la que sumarán capacidad con acuerdos como el que negocian con dos grandes teatros públicos de Madrid. La inversión es cuantiosa. El plazo para recuperarla, 2015. Tienen que sacar partido a cada minuto de cada edificio, ofreciendo teatro, cine, conciertos, cursos, discos y merchandising en tiendas propias y comida en restaurantes y cafeterías propios también. Ramiro Osorio, que fue en dos ocasiones ministro de Cultura de Colombia, dirige el proyecto.

¿Qué es ARTeria?

Es una sociedad limitada que depende de Fundación Autor y por tanto de SGAE. Tendrá 12 multiespacios, nueve en España y tres en América Latina. La SGAE ya tiene un buen número de iniciativas para formación a artistas y gestores culturales y la promoción del repertorio de sus 90.000 socios, 5.000 de América Latina. Los multiespacios permitirán reunir estas actividades.

¿Con qué financiación?

Para España, la inversión total son 300 millones de euros y ya los tenemos. Una parte viene de SGAE (derechos prescritos, parte del canon...) y la otra son créditos bancarios. Para América Latina se necesitan unos 70 millones de dólares. Hemos hablado con el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno, para lograr financiación.

Edificios nuevos y remodelados con las últimas tecnologías. ¿Quién puede competir?

Seguramente una gran empresa teatral. Parte de las posibilidades de recuperación de la inversión está en las tecnologías que utilizamos, como el sistema Gala del Campos Elíseos (Bilbao), que es un mecanismo por el que las butacas desaparecen en minutos, lo que permite utilizar los espacios de la mañana a la noche, empezar con un congreso, seguir con una representación y terminar con un concierto.

Pero tienen recursos por la recaudación de derechos de autor que otros no tienen ni para invertir ni para lograr la confianza de los bancos.

¿Y eso le parece mal? SGAE tiene esa posibilidad y la utiliza, no se queda en el cobro de derechos, sino que abre espacios a sus autores con perspectivas de futuro. Por aquí van a pasar producciones públicas y privadas que no hacemos nosotros. Cuantos más modelos sostenibles, más dimensión para el movimiento cultural.

¿Cómo están funcionando los espacios ya abiertos?

En ARTeria Noroeste (Santiago de Compostela) funciona muy bien el teatro. El cine tiene que mejorar. El Metropolitan (Buenos Aires) está siendo el teatro que más recauda de la ciudad en 2009 (400.000 dólares), si se excluyen musicales.

¿Y el resto?

Queremos inaugurar a finales de 2009 el Paral.lel de Barcelona, el Campos Elíseos y la Sala Berlanga de Madrid. Y para 2011, Sevilla, México y la Torre de la Música en Valencia. México acaba de empezarse, pero va rápido porque participamos con el grupo Carso (de Carlos Slim, tercer hombre más rico del mundo, según Forbes).

¿Y el Palacio de Boadilla?

Los temas de Patrimonio van lentos. Nuestros técnicos han estado con los del Ayuntamiento y creo que podremos empezar pronto.

¿Corre riesgo el proyecto por la polémica del ya ex alcalde de Boadilla, relacionado con Gürtel?

Se ha cumplido rigurosamente con todos los procedimientos. A Boadilla y a Madrid les vendría muy bien que se restaure un inmueble que, si no, no se restauraría.

¿Cómo van a amortizar toda la inversión?

El objetivo es vender el 30% de nuestras butacas de cine, el 66% de las de teatro y danza, el 80% de teatro musical y el 60% de los conciertos. Los modelos se ajustarán, porque Barcelona te aguanta un musical en cartelera cuatro meses pero Bilbao, no.

¿Qué pasa si no funciona?

Tiene que funcionar. Tenemos los mejores asesores. Queremos dar a la gente un encuentro único, que pueda reservar desde Internet la entrada en un espectáculo, el libro y el merchandising de la tienda y la mesa en el restaurante de Arteria.

Parece un mundo SGAE. ¿Saben hacer de todo?

Para las cosas que no, tenemos a los mejores asesores.

Si funciona, ¿qué harán con los beneficios?

Primero, reinvertir. En 2015, esperamos haber logrado el equilibrio y entonces ese tema se discutirá en una junta directiva de SGAE.