Público
Público
Únete a nosotros

Ya hay sueldos de 400 euros

Las becas y el contrato para la formación prevén salarios ínfimos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En los últimos meses, el Gobierno ha aprobado varios cambios en la regulación de las prácticas de los becarios y en el contrato de formación para jóvenes que, en el terreno práctico, suponen el desempeño de una actividad por muy poco dinero. Estos puestos se prestan a cambio de salarios cercanos a los 480 euros, es decir, una cantidad similar a la de los minijobs, aunque no en todo los casos se trata de relaciones laborales propiamente dichas.

Hace unas semanas, el Gobierno sacó adelante una regulación para las prácticas no laborales en empresas, con condiciones similares al llamado contrato de aprendiz, pero sin consideración de contrato. Las empresas pueden contratar con esta modalidad a jóvenes inscritos en las oficinas de empleo de entre 18 y 25 años que tengan una titulación universitaria o de formación profesional pero sin experiencia laboral. Su contraprestación tiene que ser como mínimo del 80% del IPREM, es decir, 426 euros, y la duración de su contrato estar entre seis y nueve meses.

Las becas no laborales suponen salarios de 426 euros

Por otro lado, el pasado octubre se aprobó la integración de los becarios en la Seguridad Social. Es decir, desde noviembre, las personas tituladas que realicen prácticas en empresas o entidades y que reciban cualquier tipo de contraprestación económica cotizan. Esa aportación la hace en su mayor parte la empresa e implica que los becarios tienen derecho a la prestación por enfermedad e incapacidad temporal, pero no por paro. La cotización cuenta también a efectos de jubilación y pensión.

En el caso del contrato de formación, son los jóvenes de hasta 25 años que no tengan el título de Educación Secundaria Obligatoria o que, aún teniéndolo, no cuenten con título universitario o de formación profesional, los que pueden ser contratados. Excepcionalmente, durante los dos próximos ejercicios estos contratos podrán registrarse con jóvenes de hasta 30 años. El tiempo de trabajo es del 75% de la jornada ordinaria (el resto se dedica a formación). El salario se fija en convenio y no puede ser inferior al salario mínimo interprofesional (actualmente en 641 euros), aunque será proporcional a la jornada que se trabaje. Esto quiere decir que puede haber jóvenes, incluso de hasta 30 años, que compatibilicen los estudios con un trabajo por el que reciben 480 euros mensuales. La duración mínima de ese contrato es de un año y la máxima, de tres.

Más noticias en Política y Sociedad