Público
Público

Yamaha cierra su única fábrica en España

La decisión de la compañía afecta a 430 trabajadores en Barcelona

PÚBLICO

El fabricante de motocicletas Yamaha cerrará la planta de Palau-solità i Plegamans, en Barcelona, la única en activo del grupo japonés en España y en la que trabajan 430 personas, lo que supone la primera crisis industrial a la que se enfrenta el Gobierno de CiU. La dirección comunicará hoy a la plantilla sus planes de cierre e incluso tiene previsto que presente ante la Generalitat un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de extinción de la actividad, según fuentes sindicales y de la Administración autonómica.

Yamaha atraviesa una situación económica delicada después de que sus ventas en España hayan caído un 47% en los últimos tres años. El pasado diciembre, el presidente y directivo histórico de Yamaha en España, Jorge Lasheras, abandonó la compañía después de 22 años y fue relevado por Hajime Yamaji, máximo responsable de la marca en Europa.

Yamaji asumió su cargo con el objetivo de cerrar la fábrica de Palau-solità, una localidad del Vallès occidental en la periferia industrial de Barcelona, que actualmente está produciendo siete modelos diferentes de motocicletas de diversos cubicajes, entre ellos 600cc 125cc, 250cc y 50cc.

"Trabajaremos para buscar todo tipo de alternativas"

El conseller de Empresa y Ocupación, Francesc Xavier Mena, aseguró: "Trabajaremos para buscar todo tipo de alternativas desde el punto de vista de la ocupación para dar salida a las instalaciones en Palau-solità". A su juicio, Yamaha ha optado por concentrar toda su actividad industrial en Europa en una única planta de producción en Francia. El conseller ha asegurado que "existe un compromiso con la compañía para facilitar el traslado de personal a la planta en Francia".

Los representantes de los trabajadores ven injustificable el cierre de una fábrica que en el pasado ejercicio del 2010 registró beneficios, a pesar de la caída de las ventas, y reclaman a la Generalitat que obligue a la dirección de Yamaha a negociar para evitar el cierre.

Por otro lado, el grupo líder en componentes de automoción, Ficosa, creará un centro de innovación en Viladeca-valls, también en el Vallès Occidental, cerca de Terra-ssa, para relanzar el grupo. La compañía concentrará su actividad en la antigua planta de Sony en esa población, que será un centro de innovación en el campo de la electrónica. Ficosa cerrará el centro que tiene la empresa en Mollet y las oficinas de Barcelona, y convertirá la fábrica de Rubí en un centro de excelencia en renovables. Los trabajadores de esos centros serán recolocados en Viladecavalls.

 

Más noticias de Política y Sociedad