Público
Público

Zapatero alza la voz contra la miseria y promete liderar la movilización mundial

EFE

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha alzado hoy su voz contra la pobreza en el mundo y se ha comprometido a que España encabece "una gran movilización mundial" a fin de que aquellos que tienen capacidad económica hagan un esfuerzo para luchar contra la miseria.

Zapatero ha participado como líder de los socialistas en la primera jornada del XI Congreso Regional del PSOE andaluz, que se celebra bajo el lema "Andalucía, de más a más" y en el que Manuel Chaves será reelegido secretario general.

Después de prometer que mantendrá sus principios "ante cualquier discurso populista o demagógico", ha vinculado los "dramas difícilmente soportables" de los inmigrantes que intentan llegar a las costas españolas con el hambre y la miseria que estas personas padecen en sus países de origen, especialmente en el África subsahariana.

Ante esa situación, ha subrayado la necesidad de levantar la voz, "gritar si es necesario", para hacer un llamamiento "con todas las consecuencias y con toda la fuerza" a quienes pueden en el mundo, "porque tienen capacidad económica", y exigirles un mayor esfuerzo para luchar contra la miseria y la pobreza extrema.

"Tiene que ser una foto en la conciencia de todos y cada uno de nosotros", ha juzgado Zapatero.

Así las cosas, ha hecho hincapié en que el PSOE, España y su Gobierno encabezarán "una gran movilización mundial" en apoyo a las organizaciones no gubernamentales y a la sociedad civil que está concienciada y comprometida con el fin de que el reto de la miseria, del hambre, de la desesperación, de la falta de educación, de sanidad y de alimentos básicos se convierta en el gran objetivo de todos los países desarrollados.

Con la promesa de convertir la "tragedia diaria que se vive más allá del Estrecho" en una de las principales metas de su Gobierno, ha pedido también a las comunidades autónomas y a los ayuntamientos que se impliquen en este combate contra la miseria

Desea, ha dicho, que los gobiernos "estén al nivel de la sociedad y de la gente que entrega su vida" para intentar que otras personas tengan una nueva esperanza.

Una tarea que, a su entender, se justifica por sí misma.

"Que tengan conciencia de lo que está en juego", ha reflexionado el jefe del Ejecutivo, convencido de que sólo se es socialista si se piensa en quienes viven cerca, pero también en los que están lejos.

Ha perseverado en esa idea al apuntar: "Sólo de puede aspirar a una sociedad globalmente justa si no damos la callada por respuesta (...) y si no miramos para otro lado".

Más noticias de Política y Sociedad