Público
Público

Zapatero anuncia un gran acuerdo social "en semanas"

Incluirá el patrón de crecimiento, la protección a los parados y la formación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras superar en el Parlamento el debate político sobre el estado de la nación, el presidente del Gobierno quiere poner en marcha cuanto antes su plan para cambiar el modelo de crecimiento económico. Para esta tarea reclama la contribución 'de toda la sociedad' y otorga especial trascendencia a la aportación de sindicatos y empresarios, con los que firmará 'un gran acuerdo en las próximas semanas', según anunció ayer durante un acto de precampaña electoral en Albacete.

Este acuerdo abordará el nuevo modelo de crecimiento económico e incorporará elementos relativos a la educación, la formación y la protección social. Fuentes gubernamentales evitaron precisar una fecha concreta para la firma, pero indicaron que el pacto social, que el presidente pilota personalmente, está ya 'bastante cocinado'.

Uno de los elementos será la ampliación de la protección social para los parados que ya han agotado la prestación económica, planteamiento que gozará de la cobertura de una resolución del Pleno del Congreso negociada por el PSOE con ERC, IU e ICV. Para evitar la proliferación de subsidios, se estudian fórmulas que permitan que la dotación de la llamada renta mínima de inserción pueda aplicarse a políticas activas de empleo.

El presidente defendió también las bondades de su propuesta de eliminar, a partir de 2011, las deducciones fiscales por compra de vivienda a quienes ingresan más de 24.000 euros y lo hizo con el argumento de que, con ese listón, se mantendrán para el 70% de la población. 'Rajoy no se entera de que 24.000 euros es, más o menos, lo que gana la gran mayoría de los ciudadanos', subrayó.

Según explicó ayer en Público la ministra de Vivienda, el 75% de los contribuyentes están por debajo de ese listón y también el 63% de los que se deducen la hipoteca, mientras que son cinco millones los que declaran ingresos superiores y podrán tener la deducción si compran antes de la fecha citada.

Que Zapatero pusiera ayer especial interés en hacer pedagogía sobre este asunto no es casual, ya que buena parte de la economía de Castilla-La Mancha depende de sectores auxiliares de la construcción. En Albacete recordó que, como anunció en el debate de la nación, el Gobierno aportará otros 5.000 millones a los municipios para obras, pero no de ladrillo, sino vinculadas al medio ambiente, las nuevas tecnologías y el desarrollo de la ley de ayuda a la dependencia.

A partir de la proclama 'ni un paso atrás' en las políticas sociales, Zapatero incidió en el combate ideológico que envuelve la crisis, tanto en su origen como en su posible desenlace. 'La derecha no dice la verdad de lo que piensa y de lo que siente. Son muy cobardes. Quieren que la sociedad no se entere de los manejos de las finanzas que se hacen con los ahorros de todos', afirmó.

En contraste, defendió que 'esta crisis tiene que alumbrar un sistema más justo, de más control, donde los intereses de los ciudadanos estén salvaguardados y se produzca el fin radical de los paraísos fiscales y de los sueldos multimillonarios'.

Zapatero se ufanó de la invitación, por primera vez, a participar en la próxima reunión del G-8 y acusó a Rajoy de actuar con 'poco sentido patriótico' por airear en el extranjero las dificultades económicas de España. Afirmó que 'los datos buenos no tardarán mucho'.

Más noticias en Política y Sociedad